Pedro Sánchez durante un mitin de campaña

La OCDE manda otro mensaje de alerta a Sánchez y Calviño

stop

La entidad rebaja el crecimiento económico previsto para España hasta los 98,51 puntos en septiembre, el peor dato desde junio de 2013

Madrid, 12 de noviembre de 2019 (16:34 CET)

La economía española sigue enviando señales que alertan a las instituciones. La última en reenviar el mensaje al Ejecutivo que lidera Pedro Sánchez es la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que volvió a reflejar un empeoramiento del ritmo de crecimiento económico de España en su evaluación mensual. Precisamente este indicador ha causado controversia en las últimas semanas debido a las continuas rebajas de las previsiones que ha tenido que realizar la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño.

En concreto, la última lectura del índice compuesto de indicadores líderes (CLI, por sus siglas en inglés) efectuada por la OCDE rebaja las perspectivas de crecimiento de España en 22 centésimas hasta los 98,51 puntos sobre un baremo de 100. Esta reducción se viene produciendo consecutivamente desde hace 21 meses, y marca el peor dato desde junio de 2013. 

El CLI anticipa alteraciones en el ciclo económico entre seis y nueve meses antes de que sucedan. Los cálculos de la OCDE también rebajan la previsión de crecimiento de Estados Unidos -6 centésimas hasta los 98,76 puntos- y Alemania -otras 6 centésimas hasta los 98,65 puntos- por lo que la entidad continúa adelantándose a los signos de desaceleración que presenta la economía mundial.

El incremento medio de la Eurozona, por su parte, también cae en 6 centésimas hasta los 99 puntos. El único matiz incluido en la revisión mensual de la OCDE concierne a Reino Unido, del que anticipa un debilitamiento importante del crecimiento pero que concede "importantes márgenes de error en razón de la persistente incertidumbre en torno al brexit", según el organismo. 

Calviño, semanas jugando al despiste

Las perspectivas de crecimiento contempladas por Calviño han sido objeto de revisión de las instituciones europeas en las últimas semanas. En un primer momento, la titular en funciones de Economía cifró en un 2,2% sobre el PIB el objetivo para 2019, y en un 2% para 2020. La corrección del cuadro macroeconómico desde 2016 efectuada a principios de octubre por el Banco de España y el Instituto Nacional de Estadística rebajó las previsiones​ y obligó a Calviño a admitir que también haría lo propio.

También la Comisión Europea, a través de los comisarios Pierre Moscovici y Valdis Dombrovskis, corrigió las perspectivas en su revisión del borrador presupuestario enviado por Calviño. Tras recalcular los indicadores, los técnicos comunitarios situaron en el 1,9% del PIB el crecimiento para este año y en el 1,5% del PIB para 2020. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad