La policía fiscal italiana registra la sede de Fitch en Milán

stop

INVESTIGACIÓN

24 de enero de 2012 (18:16 CET)

Cinco días después de entrar en la sede de Standard & Poor's (S&P) y Moody's, la policía fiscal italiana ha registrado este martes las oficinas de la agencia de calificación Fitch Ratings en Milán (norte de Italia).

La Fiscalía de Trani (sureste de Italia) investiga varios posibles delitos de manipulación de mercado y uso ilícito de información privilegiada cuando S&P bajó la calificación de Italia a principios de enero. Según la justicia del país transalpino, también se podría acusar a las agencias de presuntos delitos de especulación abusiva.

El fiscal jefe de Trani, Carlo Maria Capristo, sólo ha admitido la acción policial. No ha dado ninguna información sobre los posibles documentos incautados esta semana y los que se podían haber sustraído el pasado 4 de agosto, cuando la policía fiscal también registró Moody's y S&P. De hecho, la acción de este martes implica también a Fitch en la supuesta trama especulativa. Hasta la fecha se había mantenido al margen.

Detrás de la investigación están las denuncias de varias asociaciones de consumidores italianos. El Tribunal de Trani no actúa en solitario en la causa, también está colaborando activamente la comisión del mercado de valores del país, la Consob.

Dos investigaciones

La Fiscalía ha abierto dos causas paralelas. La primera hace justo un año contra Moody's por divulgar con los mercados abiertos un informe en el que aseguraba que el sistema bancario italiano estaba contagiado por los problemas financieros de Grecia. Un documento de mayo de 2010.

La segunda se inició en verano a raíz del rating de Fitch. Ponía en duda la solvencia del plan de ajuste italiano y en perspectiva negativa el país, pero también difundió su valoración con los mercados abiertos. Eso sí, la agencia asegura que no tiene ninguna información oficial sobre esta pesquisa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad