La subida del IVA eleva la inflación interanual al 3,5%

stop

El IPC crece ocho décimas en septiembre y encandena tres meses consecutivos al alza

28 de septiembre de 2012 (10:07 CET)

El Índice de Precios de Consumo (IPC) se ha disparado en septiembre con la entrada en vigor de la subida del IVA. La inflación anual ha escalado ocho décimas hasta el 3,5% como consecuencia del incremento del impuesto del 18% al 21%, y del 8% al 10% en el caso del tipo reducido, según el indicador adelantado publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con la subida de septiembre, el IPC interanual encadena tres meses de ascensos tras haber repuntado en julio y agosto un total de ocho décimas por el encarecimiento de las medicinas y de los carburantes.

La tasa del 3,5% alcanzada en el noveno mes del año es la más alta que registra el IPC en 2012 y la más elevada desde mayo de 2011, cuando la inflación interanual se situó también en el 3,5%. No se registraba una variación al alza de esta categoría (ocho décimas) desde octubre de 2007, periodo en el que subió nueve décimas, hasta el 3,6%.

La subida del IVA también afecta a las pensiones

La fuerte subida de los precios en septiembre complica aún más el panorama de la revalorización de las pensiones, que toman como referencia para su actualización el IPC interanual de noviembre. El Gobierno aún no ha aclarado si compensará o no a los pensionistas por la desviación de la inflación este año ya que las pensiones subirán un 1% y el IPC se situará muy por encima de esa cantidad.

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se ha situado en septiembre en el 3,5%, ocho décimas por encima de la tasa de agosto. No obstante, el INE ha recordado que los indicadores adelantados sólo proporcionan información orientativa hasta que se publiquen los definitivos el próximo 11 de octubre.

Los productos más caros


Con la nueva subida del IVA algunos productos han pasado del tipo reducido al general con una subida del precio del 13% como el material escolar, el ocio, la peluquería o los servicios funerarios. Lo mismo ocurre con los cosméticos y algunos productos de higiene personal, así como con los servicios mixtos de hostelería, las discotecas y salas de fiesta.

También han pasado a tributar al 21% las flores y plantas ornamentales, los servicios de televisión digital, la adquisición de obras de arte, los servicios prestados por artistas y los de radiodifusión.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad