Las acciones de BBVA, tabla de salvación para las preferentes de Unnim

stop

El 90% de los titulares aceptan la conversión por títulos del banco a una semana de la fecha límite

Sede de Unnim CaixaTerrassa

11 de octubre de 2012 (20:45 CET)

Los titulares de preferentes y deuda subordinada de Unnim están firmando masivamente la oferta de canje por acciones propuesta por BBVA, el nuevo dueño de la entidad catalana. El pacto, aunque les envía directos al mercado de renta variable, supone el fin a meses de incertidumbre. El 90% de los titulares de productos permanentes han suscrito ya, a una semana del límite para aceptar la oferta. Sin embargo, los clientes con referencias ligadas a vencimientos próximos son más tímidos. El 60% ha aceptado el trato a pesar de la frenética actividad de la red comercial.

BBVA propone una quita del 5% del valor nominal, es decir, la cantidad invertida, en todos los casos. Por este motivo los tenedores de deuda subordinada caduca “se lo están pensando”. La propuesta supone asumir pérdidas. Por una inversión previa de 10.000 euros, se les devolverá 9.500 euros en acciones del banco. Quienes ven el final del túnel son, por el contrario, aquellos clientes que apostaron por títulos permanentes. En esos casos, el valor actual de la inversión es una tercera parte del capital inicial. BBVA asume las minusvalías con la compra de los títulos también al 95% del nominal. “Es una de las mejores soluciones a las preferentes del mercado”, según el director de desarrollo y negocio de Unnim, Joan Marín.

Condiciones para el cambio

A diferencia de otras entidades, las acciones de BBVA se podrán vender inmediatamente. Si la necesidad de liquidez es acuciante, el dinero se podrá materializar tras la entrega de los títulos. Algunas entidades cotizadas, que en su día propusieron soluciones similares, bloquearon esa posibilidad hasta pasados 10 años. Según Unnim, el precio que se fijará para las acciones será una media de la cotización que BBVA registre desde este viernes hasta el próximo jueves, último día para acudir al cambio.

El 22 de octubre se producirá el canje y el día siguiente los títulos ya fluctuarán en el mercado. La cantidad es ridícula comparada con el valor de BBVA en bolsa, por ello el banco presidido por Francisco González no prevé ninguna operación extraordinaria, como ampliaciones de capital. Unnim además se ha comprometido a no cobrar comisiones por custodia o intermediación y asegura que la quita que los clientes han aceptado es fácilmente recuperable.

Cómo 'esquivar' la quita


Al reconocer la pérdida en la próxima declaración de la renta, algunos de los futuros accionistas podrán recuperar hasta el 2,5%. Aún así, como el resto de accionistas, los clientes de Unnim recibirán los dividendos trimestrales que paga BBVA, con un rendimiento medio anual del 6% en el último ejercicio. “Las pérdidas iniciales del canje son fácilmente recuperables, además estamos hablando de una de las acciones más fuertes del mercado español”, recalca Marín.

El cambio planteado por BBVA servirá también para deshacer los préstamos firmados con los clientes que necesitaban recuperar la inversión por problemas graves de solvencia. Los créditos se firmaron por un máximo del 70% del nominal y pignoraron la inversión como garantía. Esta solución se aplicó como vía transitoria hasta poder dar con la herramienta que permitiera superar las preferentes definitivamente.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad