Las claves de Banca March en Catalunya

stop

El grupo financiero supera los 1.000 millones de negocio tras la incorporación de Mercedes Grau

09 de mayo de 2012 (12:59 CET)

También se podría haber titulado este información El reto de Merche Grau. Y es que a Mercedes Grau Monjo (1966) le costó mucho aceptar la oferta de José Nieto, consejero delegado de Banca March, para dirigir sus operaciones en la comunidad catalana. Finalmente, después de varios meses de pertinaz insistencia, el pasado verano aceptó.

Las reticencias de Grau se sustentaban fundamentalmente en que llevaba tan sólo tres años al frente de los negocios de banca privada y gestión de activos en Catalunya Caixa. Había aterrizado en ella, procedente de Credit Suisse, de la mano de Luis Conde, para ser uno de los miembros del equipo directivo de Adolf Todó que había llegado a la entidad financiera catalana como director general cinco meses antes.

Primer reto conseguido


Además, el reto que le planteó Nieto no era fácil. Grau deberá conseguir que, a finales de 2013, el negocio de Banca March en Catalunya supere los 1.600 millones de euros. ¿Su punto de partida? 750 millones en el otoño pasado. El reto parece que será asumido si tenemos en cuenta la velocidad de crucero. A día de hoy ya ha conseguido romper la barrera de los 1.000 millones.

Catalunya es la única comunidad autónoma donde March está invirtiendo para crecer. Mientras que en otras autonomías el plan estratégico de la entidad plantea una reducción de capacidad instalada, Grau tiene la obligación de doblar de cuatro a ocho las oficinas bancarias que tiene en ese territorio a finales de 2012 y conseguir abrir tres más, hasta 11 en total, a finales de 2013 llegando a plazas como Manresa o Reus. Ello conlleva a su vez la contratación de nuevo personal. El modelo de oficinas que quiere implantar Nieto va en contra de la tendencia general, con, como mínimo, seis profesionales en cada una de ellas.

“Exceso de capacidad”

Sin embargo, “tenemos claro que el sector tiene un claro exceso de capacidad”, explica Nieto a los asistentes a una conferencia en la escuela de negocios Esade, en Barcelona. “Aquí vamos a contratar con salarios altos pero a la vez estamos cerrando en el resto de España”.

El objetivo principal de Grau es conseguir ser un socio destacado de una tipología de empresas que facturan entre 100 y 600 millones de euros. Sin embargo, su equipo se está encontrando con serias dificultades para ampliar el negocio.

A pesar de la queja habitual en el mundo de la empresa que la banca no está concediendo créditos, Grau es de la opinión contraria. “Nosotros tenemos problemas para conseguir financiar nuevos proyectos. Nos gustaría ser más activos pero estamos percibiendo que el empresario, en general, está postergando decisiones de inversión”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad