La extra de Navidad deja tiritando la hucha de las pensiones. En la imagen, concentración de pensionistas en Pamplona en defensa del sistema de pensiones. Foto: EFE/VL
stop

El Gobierno aprueba en el último Consejo de Ministros del año la subida de las pensiones ligada al IPC, del 1,2%, y del 3% en las prestaciones mínimas

Nahiara S. Alonso

Economía Digital

La extra de Navidad deja tiritando la hucha de las pensiones. En la imagen, concentración de pensionistas en Pamplona en defensa del sistema de pensiones. Foto: EFE/VL

Madrid, 28 de diciembre de 2018 (20:12 CET)

Un jubilado con la pensión mínima cobrará hasta 25 euros más al mes. Esto es lo que ha aprobado el último Consejo de Ministros de 2018 con el aumento de las pensiones del 1,6% para el 2019. En el caso de las prestaciones mínimas, el crecimiento es del 3%.

El incremento, que se recoge en un real decreto ley y tendrá que ser convalidado en el Congreso, entrará en vigor a partir del 1 de enero. Con esta decisión, 10,3 millones de prestaciones mejorarán su cuantía. En cuanto a la subida del 3%, los beneficiados serán unos tres millones de pensionistas.

"Las pensiones se revalorizarán en 2019 seis décimas más que la previsión de IPC del Gobierno [ahora en el 1%], por lo que habrá una ganancia de poder adquisitivo por primera vez en años", explica el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La subida del 1,6%  del 3% de las pensiones necesitará 2.343 millones de euros de gasto adicional del sistema

Así, sin tener en cuenta aquellos que perciban ayudas adicionales por casos como incapacidad, entre otros, un jubilado menor de 65 años sin nadie a cargo cobraría unos 17 euros más mensuales. Estos pensionistas, que ahora cobran unos 580 euros al mes pasarían a recibir unos 598 euros mensuales.

En el caso de los pensionista mayores de 65 años con un cónyuge a cargo, que serían los que más cobran dentro de la pensión mínima, la subida sería de casi 25 euros, hasta los 835€.

Esta subida de las pensiones del 1,6% y del 3% para 2019 requerirán 2.343 millones de gasto adicional para el sistema, según las cifras del Ministerio de Trabajo.

Subida de las cotizaciones

Con el cambio, las pensiones mínimas de viudedad estarán entre los 513 euros mensuales para los menores de sesenta años (frente a los 498 anteriores) y los 784 euros para los que tengan cargas familiares, que antes eran de 760 euros mensuales.

La subida de las pensiones también contempla una paga compensatoria que abonará la Seguridad Social. Esto se debe a que la inflación media de 2018 es más cercana al 1,7% que al 1,6%. 

El Ejecutivo ha aprobado que se abone el equivalente a un aumento del 0,1%, lo que supondrá el abono de una compensación de unos 125 millones de euros.

Para poder hacer frente a estas subidas, el Gobierno elevará las cotizaciones. El ministerio de Trabajo llevará a cabo una subida del 22% de las bases mínimas de cotización a la Seguridad Social –que quedan fijadas entre 1.050 y 1.050 euros al mes–, mientras que las máximas crecerán un 7%.

Trabajo calcula que con estas subidas se recaudarán 2.350 millones de euros más, 850 millones el aumento de las máximas y el resto de las mínimas.

Sostenibilidad futura de las pensiones

El decreto aprobado en el Consejo de Ministros contempla en la práctica la derogación de las subidas de las pensiones del 0,25%, aprobado por el PP en 2013. Este ligaba la actualización de las prestaciones a la evolución de las cuentas de la Seguridad Social: en tanto que hubiese déficit solo podrían elevarse un 0,25% anual. 

El Gobierno de Mariano Rajoy ya había pactado con el PNV cambiar su propia legislación y subir las pensiones en 2018 un 1,6% y un 3% para las bajas.

En la rueda de prensa Sánchez también ha hecho un llamamiento a los agentes sociales para buscar un gran acuerdo que garantice la sostenibilidad futura del sistema de pensiones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad