Un grupo de pensionistas cortó el tráfico este miércoles en las puertas del Congreso pese a que el pleno de la cámara se encontraba reunido/EFE/Emilio Naranjo:

La OCDE pide que sólo los jubilados cobren pensiones de viudedad

stop

La OCDE pide acompasar las pensiones a los recursos con mecanismos como limitar las pensiones de viudedad y vincular la jubilación a la esperanza de vida

Nahiara S. Alonso

Economía Digital

Un grupo de pensionistas cortó el tráfico este miércoles en las puertas del Congreso pese a que el pleno de la cámara se encontraba reunido/EFE/Emilio Naranjo:

Madrid, 03 de diciembre de 2018 (12:23 CET)

La Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económica (OCDE) pide mecanismos automáticos para ajustar las pensiones a los recursos. En su informe anual sobre el estado de las pensiones, recomienda a sus estados miembros -entre ellos España- limitar el cobro de las pensiones de viudedad y vincular la edad de jubilación a la esperanza de vida

"La confianza de las personas en el sistema de pensiones es baja", defiende el texto de la OCDE. El organismo explica que "se ha deteriorado la creencia de que el modelo del sistema de pensiones cumplirá sus promesas una vez que los trabajadores lleguen a la edad de jubilación".

Según la OCDE esto se debe al envejecimiento de la población, los bajos rendimientos en los ahorros de la jubilación, el bajo crecimiento económico, los empleos menos estables y la "cobertura insuficiente" de la pensión en algunos grupos de trabajadores. 

La OCDE propone que las personas divorciadas no puedan acceder a la pensión de viudedad

Así, para garantizar la viabilidad del sistema y la cobertura de los jubilados, la OCDE propone que solo se tenga derecho a una pensión permanente de viudedad tras la jubilación. En España las pensiones de viudedad representan el 2,3% del PIB, estando en el grupo que más gasta, junto con Italia y Grecia.

En caso de que la persona no esté jubilada propone que se de un beneficio para ayudar a la persona viuda a adaptarse a la nueva situación, pero este sería de carácter temporal. El organismo también pide que las personas divorciadas no puedan acceder a la pensión de viudedad.

"Las pensiones de viudedad deberían centrarse más claramente en suavizar el nivel de vida de los viudos, un objetivo político necesario, al mismo tiempo que se limitan los desincentivos para participar en el mercado laboral y se elimina cierta redistribución entre los hogares que es difícil de justificar", explica la OCDE.

Vincular la edad de jubilación a la esperanza de vida

También el organismo propone vincular la edad de jubilación a la esperanza de vida, aunque señala que hay que tener en cuenta que la esperanza de vida es muy diferente entre los distintos grupos sociales. 

"Ciertos colectivos de la parte baja de la escala social o con un bajo nivel educativo viven menos tiempo una vez que se jubilan y por tanto reciben menos beneficios por las contribuciones que hicieron durante su vida activa", explica el organismo.

La OCDE señala que, en términos generales, "habrá que trabajar más pero no todos los grupos lo podrán hacer". El texto recuerda que los sistemas públicos de pensiones y las reglas fiscales pueden ayudar a mitigar las desigualdades, en particular con unos niveles de pensiones para los colectivos proporcionalmente más elevados en relación con sus cotizaciones.

Otra de las propuestas es la de relacionar la evolución de las pensiones con el crecimiento económico o las cuentas nacionales. En España, el Pacto de Toledo busca vincular las pensiones al IPC, lo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) desaconseja por creer que pondría en riesgo al sistema.

La hucha de las pensiones, bajo mínimos

El Gobierno español ha sacado 3.000 millones del fondo de reserva de la Seguridad Social para abonar la paga extra de Navidad a los pensionistas. Así, la hucha de las pensiones se queda en 5.043 millones de euros.

La hucha de las pensiones comenzó el año con 8.061,56 millones y desde entonces la cifra ha caído en 24 millones, según informó en octubre el secretario de Estado de Seguridad Seguridad, Octavio Granado. Esto se debe a que el fondo pierde dinero en sus inversiones en depósitos y en deuda pública española, que este año ha tenido rentabilidades negativas de entre el 0.1% y el 0,4%. 

Desde 2011 se han detraído de la hucha 74.000 millones para el pago de pensiones, una cuantía mayor de la aportada porque se han ido añadiendo al mismo los rendimientos financieros obtenidos de su colocación en deuda. "Lo cual significa que se ha detraído una cantidad mayor que la dotada al Fondo", criticó Granado.

Hemeroteca

Pensiones
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad