La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, durante el Consejo de las Américas en Washington el 30 de septiembre de 2015.

Las tijeras de Lagarde dejan esta vez en paz a España

stop

NUEVAS PREVISIONES DE CRECIMIENTO

David Chance (Reuters)

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, durante el Consejo de las Américas en Washington el 30 de septiembre de 2015.

en Lima, 06 de octubre de 2015 (17:36 CET)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó el martes sus previsiones de crecimiento mundial por segunda vez este año. Sin embargo, mantiene intactas las proyecciones de crecimiento de la economía española.

El prestamista mundial, que dirige Christine Lagarde, cita la debilidad de los precios de las materias primas y la desaceleración en China. Advirtió de que se necesitan políticas encaminadas a aumentar la demanda en todo el mundo.

El FMI, cuya reunión anual se inicia en Perú esta semana, pronosticó que la economía global crecería un 3,1% este año y un 3,6% en 2016.

Ambas previsiones actualizadas son 0,2 puntos porcentuales por debajo de la estimación de julio y 0,4 y otros 0,2 puntos menos que su pronóstico de abril, respectivamente.

Crecimiento de España

Al margen, prevé que la economía española crezca un 3,1% en 2015 y un 2,5%en 2016, en línea con las anteriores previsiones realizadas en julio.

El FMI destacó dentro de la eurozona el sólido ritmo crecimiento de las economías de España, Italia e Irlanda, superior al previsto en líneas generales, apoyadas en una recuperación de la demanda doméstica, que contrarrestaría un crecimiento menor al esperado de Alemania.

En el caso de España, el gobierno de Mariano Rajoy prevé un crecimiento del 3,3% para este año, marcado por la celebración de las elecciones generales en diciembre, y del 3% para 2016.

La zona del euro también sufre recortes

Para la eurozona, las previsiones apuntan a un aumento de la eurozona del 1,5% en 2015 y del 1,6% en 2016, lo que supone una décima menos para el próximo año respecto a las anteriores previsiones de julio.

En el caso de Alemania, el FMI también prevé en su conjunto un aumento del PIB del 1,5% en 2015 y del 1,6% para 2016. En este caso, las previsiones sufren un recorte de una décima tanto en 2015 como en 2016 respecto a las anteriores estimaciones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad