Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca, y Manuel Menéndez, consejero delegado de Liberbank
stop

El banco está dispuesto a estudiar operaciones que estén bien planificadas para que creen valor a los accionistas

Cristina Triana

Economía Digital

Juan Carlos Escotet, presidente de Abanca, y Manuel Menéndez, consejero delegado de Liberbank

Madrid, 01 de agosto de 2019 (10:36 CET)

Liberbank ha respondido a Abanca. Si el banco de Juan Carlos Escotet había señalado hace unos días que Liberbank no estaba interesada en realizar ninguna operación, por lo que renunciaba a su adquisición; durante la conferencia de presentación de resultados, la entidad le ha desmentido.

A preguntas de los analistas, el consejero delegado del banco, Manuel Menéndez, ha señalado que el equipo gestor está en el banco para "generar valor a nuestros accionistas" y ha añadido que "en este contexto las integraciones pueden crear valor porque generan sinergias y reducen costes", ha señalado. En este sentido, ha añadido que el banco analizará "cualquier operación bien planificada que venga".

Respecto, a la fusión frustada con Unicaja, Menéndez ha confirmado que no fueron capaces de "encontrar un acuerdo sobre el precio". Sobre Abanca, apostilló que "no tenía mucho que decir", pero que el banco debe "cumplir todas las obligaciones legales".

La oferta de Abanca fue controvertida, ya que condicionaba la posible oferta de adquisición a que el banco asturiano abriera sus libros; algo que se queda fuera de los términos legales de la Ley de opas y que obligó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a forzar a Abanca a presentar una opa en firme o a desistir. El gallego optó por lo segundo.

Reiteración de objetivos

Durante la conferencia de analistas, el banco ha confirmado sus objetivos para el año, y ha adelantado que impulsará el crecimiento de la concesión de crédito para compensar la pérdida de ingresos provocada por el cambio en las estimaciones de tipos de interés.

Asimismo, ha adelantado que el Banco Central Europeo (BCE) le ha dado el visto bueno para entrar en la última fase del proceso; algo que le permitirá mejorar el capital y mantener una "atractiva política de retribución al accionista", y ha confirmado que espera que sus modelos internos puedan obtener el visto bueno a finales de este año.

El banco descarta cargos extraordinarios de reestructuración importantes para lo que queda de año, aunque ha avanzado que continuará con el proceso que tiene en marcha y que impulsará la concesión de crédito para compensar la caída de los tipos de interés

Liberbank ha presentado este jueves sus resultados correspondientes a los seis primeros meses del año. En dicho periodo, el banco alcanzó un beneficio neto de 73 millones, "producto del impulso de la actividad comercial bancaria típica y sin aportaciones significativas de resultados atípicos y por operaciones financieras, con un crecimiento del margen de intereses un 4,1%, y una continuada reducción de los costes de administración, que disminuyeron un 5,9", apunta en su comunicado a prensa. La cifra es un 14% inferior a la de la primera mitad de 2018,

Hemeroteca

Liberbank
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad