Los abusos bancarios anulan la caída histórica del Euríbor

stop

HIPOTECAS

Un cartel anuncia una oferta de hipotecas

30 de agosto de 2012 (20:26 CET)

Las hipotecas están de rebajas. O eso es lo que parece cuando el índice de referencia a la hora de dar un préstamo en la compra de una vivienda está por los suelos. El Euríbor ha marcado un nuevo mínimo histórico de media mensual al cerrar agosto en el 0,883%. Esta fuerte caída registrada en el último año (estaba en el 2,097% en agosto de 2011) hará que las hipotecas referenciadas en este mes se abaraten más de 1.000 euros al año.

Pero de esta medida sólo se benefician unos pocos. ¿Por qué? “La gran mayoría de las hipotecas tienen una cláusula suelo”, asegura Ángel Garay, adjunto a la presidencia de la asociación de usuarios de banca, Ausbanc.

La cláusula suelo es una medida por la cual la entidad bancaria se asegura como mínimo el 3% de interés en el pago de la hipoteca a pesar de que el Euríbor se encuentre notablemente por debajo. En algunos casos, ese porcentaje es incluso superior al 4%.

“Un usuario cuando acude a una oficina bancaria a pedir una hipoteca lo único que le comentan es el tipo de interés, que es el Euríbor más un porcentaje añadido”, explica Garay. El portavoz de la asociación asegura que los clientes de banca no conocen esta cláusula porque en las entidades se obvia absolutamente todo sobre ella. “Cuando vas al banco solo te hablan del Euríbor más el 1% o el 0,5%, pero no te hablan de la cláusula suelo”, afirma Garay.

La banca siempre gana

La asociación lleva varios años denunciando estos “abusos” que los califica de “desagradables e injustos”. Garay cree que ahora es un buen momento para volver a denunciar esta medida “abusiva”. “Lo que no puede ser es que cuando el Euríbor está al 5% el usuario pague ese interés y cuando está al 0,8% pague el 3% o el 4%”, asegura el portavoz.

Los socios de Ausbanc han interpuesto centenares de demandas contra la cláusula suelo. “Ya están comenzando a salir algunas sentencias y en más del 80% de los casos hemos conseguido anular esas cláusulas”, asegura Garay. “Los tribunales están dando la razón a nuestros socios porque creen que es una medida desequilibrada”, afirma.

'Compadreo'

La cláusula suelo, también hay una techo del 15%, se traslada directamente a la escritura de la casa. Es ahí donde por primera vez el usuario podría tener conocimiento de la misma. La asociación denuncia el comportamiento poco ético de los notarios al no contar a los firmantes de la hipoteca la letra pequeña de las escrituras.

“En muchísimos casos el notario solo señala a los compradores de una vivienda lo que creen que es importante”, como los datos de la vivienda, el precio, el préstamo apalabrado con la entidad financiera, “pero de la cláusula suelo, nada de nada”. “Los notarios han tenido responsabilidad colectiva en estos abusos”, dice Garay.

“La gente cree que su hipoteca va a bajar, pero no saben que tienen esta cláusula. Hay un total desconocimiento de ello”, resalta Garay. Algo parecido al caso de las participaciones preferentes donde algunas entidades abusaron de ahorradores con total desconocimiento del producto.

Menos embargos

Este abaratamiento de las hipotecas no llegará a las cuentas bancarias de millones de personas. La asociación cree que en el caso de que se respetara el interés de Euríbor más el 1% o lo acordado con el banco, muchos de los embargos que se están produciendo en los últimos años no se hubiesen llevado a cabo. “Se podrían pagar muchas hipotecas y el número de embargos caería”, asegura el portavoz.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad