La deuda de los hogares españoles se dispara por primera vez desde 2010. Foto: Pxhere/CC0

Los ayuntamientos, los héroes de la reducción de deuda en 2018

stop

En 2018 la deuda pública, que ha estado impulsada por comunidades autónomas y el Estado, ha llegado a marcar máximos en 1,174 billones de euros

Nahiara S. Alonso

Economía Digital

La deuda de los hogares españoles se dispara por primera vez desde 2010. Foto: Pxhere/CC0

Madrid, 28 de diciembre de 2018 (14:18 CET)

La deuda pública española ha tocado máximos históricos en 2018. Mientras las comunidades autónomas y el Estado continúan endeudándose, los ayuntamientos son los héroes en reducción de deuda en este año. Según los últimos datos publicados por el Banco de España, referentes a octubre, España cumpliría con el objetivo de deuda impuesto por Bruselas del 97% del PIB -con 1.160 billones de euros-, aunque aún quedan por conocer las cifras de los últimos dos meses.

Los ayuntamientos, que en octubre cuentan con una deuda de 26.913 millones, han reducido sus obligaciones entre el 8% y el 9% en cada trimestre respecto a 2017. Así, de enero a marzo bajó su deuda el 9,1%. Los tres meses siguientes el saneamiento fue del 9,3% y en el tercer trimestre, del 8,3%.

Madrid es el ayuntamiento -de más de 300.000 habitantes- con más deuda: 3.214 millones en el tercer trimestre de 2018, aunque también es, junto a Barcelona, uno de los que más ha ido reduciendo esta cifra. De hecho el consistorio espera terminar 2018 con una reducción del 54,4%.

En cuanto a deuda, le siguen muy de lejos Zaragoza, con 914 millones; y Barcelona, con 797 millones. 

El Estado ha aumentado su deuda constantemente durante todo 2018, hasta los 1.020 billones de euros en octubre

En octubre, el conjunto de la deuda de las administraciones públicas descendió el 1,25% respecto al mes anterior, hasta los 1,160 billones de euros. En este caso la bajada vino impulsada por el descenso de la deuda de la administración central del Estado, que se redujo en 13.500 millones, hasta los 1,020 billones.

Sin embargo, el Estado ha aumentado su deuda constantemente en 2018 respecto a 2017. En el primer trimestre del año marcó un repunte del 4,15% en tasa interanual. En el segundo trimestre el aumento respecto al año anterior fue del 3,8%; en el tercero la subida fue del 4,8%.

Bruselas ha felicitado a España en varias ocasiones por las reformas que acometió el Gobierno de Mariano Rajoy para meter en vereda a la economía española. Sin embargo, con la moción de censura y el cambio de presidente, los organismos internacionales han alertado en varias ocasiones de un posible incumplimiento tanto de la deuda como del déficit.

La propuesta de presupuestos -aún sin los apoyos suficientes- y las medidas adoptadas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no han sido celebradas por Bruselas, que no confía en los ingresos que prevé tener el Ejecutivo con sus subidas de impuestos.

En septiembre de 2018 se llegó al máximo histórico de la deuda del conjunto de las administraciones. Los compromisos pendientes se situaron en 1,174 billones de euros. En este caso, buena parte del incremento de la deuda pública fue del Estado, al igual que el mes anterior, cuando fue la única deuda que creció.

Cataluña infla el problema

Pero no solo la deuda es culpa del Estado, aunque este cuente con el grueso de la misma. Las comunidades autónomas también han aumentado el problema. En especial Cataluña y Valencia. 

En el caso de la primera, las obligaciones se situaban en 78.506 millones de euros en el tercer trimestre, el 34,2% de su PIB. Además, Moody's sitúa a Cataluña a la cabeza de las comunidades en apuros, y asegura que en 2019 tendrá una necesidad de financiación de 8.400 millones de euros.

En el caso de Valencia, la deuda era de 46.018 millones de euros en el tercer trimestre de 2018, una deuda per cápita de 9.304 euros. Así, el total de la deuda de las comunidades autónomas en octubre -los últimos datos que recoge el Banco de España- fue de 292.410 millones de euros, 29 millones más que el mes anterior.

El Banco de España advierte que la reducción de deuda se ha ralentizado y lo hará más en los próximos años

También la deuda de la Seguridad Social, que se sitúa en octubre en 34.863 millones, aumenta respecto al año anterior, aunque, mes a mes, ha tendido a mantenerse e incluso descender respecto al verano.

El Banco de España ha advertido al Ejecutivo que la reducción de la deuda pública, no solo se ha ralentizado en 2018, sino que el frenazo será aún mayor en los próximos años. El organismo explica en una de sus previsiones macroeconómicas que hay una evidente "ralentización" del proceso.

Además, afirma que "la introducción de los nuevos supuestos en materia de política presupuestaria se traduce en una disminución menos intensa del desequilibrio de las cuentas públicas a lo largo".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad