Los Bonos del Tesoro ya superan con creces la rentabilidad de los depósitos a plazos

stop

Los altos intereses hacen que muchas personas se planteen invertir en bonos en lugar de depósitos a plazo. Pero antes de hacerlo hay que conocer algunos puntos clave

Afectados por las participaciones preferentes, durante la manifestación que secundaron en Vigo

06 de julio de 2012 (16:50 CET)

El pasado 5 julio se celebró la última subasta de Bonos del Tesoro que logró colocar un total de 3.000 millones de euros a 3, 5 y 10 años, alcanzando el objetivo máximo de emisión previsto aunque a un precio muy alto, “insostenible a medio plazo”, tal y como señaló José Luis Martínez, estratega de Citi España, tras conocer los resultados de la sesión.

En concreto:
  • Los Bonos a 10 años: lograron captar un 747,2 millones de euros a un interés marginal del 6,43% (frente al 6,04% de hace un mes).
  • Los Bonos a 5 años: captaron 1.015 millones de euros al 5,536% (frente al 5,353% de hace un mes).
  • Los Bonos a 3 años: captaron 1,239 millones de euros al 5,197%, la única “rentabilidad” por debajo de la obtenida hace un mes (5,510%).

Estos intereses tan altos, por encima del 6,43% hacen que muchas personas con ahorros se planteen invertir en bonos en lugar de depósitos a plazo, actualmente entre el 3% y el 4% TAE. Pero antes de decidir dónde invertir, hay que conocer algunos puntos clave de estos dos productos.

Bonos vs. Depósitos
  • Los Bonos del Tesoro son una inversión tradicionalmente segura, pero ahora mismo su alta rentabilidad delata que España pasa por una situación de inestabilidad bastante delicada, por lo que no son tan seguros como antes.
  • Los Bonos tienen menos liquidez que los depósitos. De un depósito podemos sacar nuestro dinero de un día para el otro; lo único que podemos perder es la rentabilidad, pero nos reintegrarán el 100% de nuestra inversión. Con los bonos, sin embargo, sacar el dinero antes del plazo acordado supone poner los bonos a la venta en el mercado secundario arriesgándonos a que no nos paguen el mismo precio que nosotros pagamos por ellos, es decir, que es posible perder dinero
  • Los bonos obligan a mantener el dinero inmobilizado durante un plazo de entre 3 y 10 años, mientras que existen depósitos a 6 meses con una muy buena rentabilidad que puede alcanzar el 4% TAE.
  • En el lado positivo, los bonos (y también las Letras) en estos momentos son claramente más rentables que los depósitos y además se pueden contratar a partir de 1.000 euros, mientras que los mejores depósitos de julio 2012 raramente superan el 4% TAE y suelen requerir una mayor inversión.

En definitiva, decantarse por bonos o pagarés dependerá de nuestra confianza en la solvencia de España, en la cantidad disponible para invertir y en el plazo que estemos dispuestos a aceptar.

* Olivia Feldman es cofundadora de HelpMyCash.com
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad