Los catalanes se ven capaces de gestionar sus finanzas pese a reconocer su 'ignorancia'

stop

El 79% de los encuestados confía más en la familia y amigos que en los bancos a la hora de tomar decisiones sobre protección familiar

El director del Instituto para la Protección Familiar, Eduardo Creagh, junto al       responsable de seguros del Santander

en Barcelona, 10 de febrero de 2015 (13:17 CET)

¿Saben los catalanes de cultura financiera? ¿Cómo gestionan mejor su futuro y el de su familia? ¿Y qué hay de los españoles, en general? ¿Tienen un mayor conocimiento? Tanto los catalanes como los españoles aprueban, por los pelos, esta asignatura. Sin embargo, aseguran tomar las mejores medidas para gestionar sus finanzas, según se extrae del estudio La cultura financiera de la familia española el ahorro y sus medidas de protección realizado por el Instituto para la Protección Familiar con la colaboración del banco Santander.

Como dice el refranero, la ignorancia es muy atrevida. De ahí esa contradicción de sentirse poco informado y sin embargo creerse capaz de elegir las mejores opciones. Y, para más inri, los catalanes se sienten todavía más capaces que los españoles. En concreto, el 81% de los catalanes frente al 75% de la media nacional se muestran más seguros en este sentido.

No sé, ni me interesa

Pero ese choque de ideas no acaba ahí. Los catalanes muestran un menor interés por mejorar su culutura financiera ¿Para qué? Pensarán. Así, un 42% de los encuestados en Cataluña asegura que su falta de cultura no le influye a la hora de tomar desiciones en el ámbito de la protección y planificación familiar. ¡Porque yo lo valgo! Como decía un conocido slogan publicitario.

Aunque no todo es negativo. "Los catalanes son más planificadores que la media nacional", subraya el director del Instituto para la Protección Famiiar, Eduardo Creagh. Y, entre las mayores preocupaciones, a la cabeza se sitúa el día a día, es decir, el trabajo, llegar a fin de mes, o la crisis, frente a los hijos y la jubilació, que completarían el podio.

Otro dato que llama la atención de este estudio es que un 13% de los catalanes y españoles ha sufrido un drama familiar como, por ejemplo, la pérdida de uno de los pilares del hogar. Pero, a pesar de ello, más de un 40% de estas familias no habían tomado ninguna medida de protección como podría ser la contratación de un seguro de vida.

Ante cualquier duda, preguntar a la familia y amigos

Una de las causas de ello es la desconfianza de los ciudadanos con respecto a las entidades financieras y aseguradoras. Casi un 79% de los catalanes y un 74% de los encuestados en el ámbito nacional acudirían primero a sus amigos y familiares para consultarles cualquier medida de protección, frente a un 42% de los bancos o un 29% de los seguros. "A la banca le han hecho mucho daño los escándalos sufridos", explica Creagh en relación a los casos de preferentes y de corrupción también en el seno de algunos bancos y cajas españolas.

No obstante, existe una mayor tendencia por parte de los catalanes a contratar seguros. "Es significativo porque, además, se contratan más seguros de vida que la media nacional (cuatro puntos más). La mitad de los catalanes dicen que es la mejor opción si sucede algo a la persona que trae los ingresos al hogar", subraya Creagh.

La mitad, sin capacidad de ahorrar

Pero no todo el mundo puede permitirse una póliza de seguro. Sobre la capidad del ahorro, la mitad de los catalanes (en la encuesta realizada en junio de 2014) auguraban no poder ahorrar durante el pasado año. ¿Por qué? "Porque están al límite de sus gastos", asegura Creagh.

Por ello, el director del Instituto para la Protección Familiar insta a las autoridades públicas a ofrecer incentivos fiscales al menos para los seguros de vida a las familias que tienen hijos menores y que no pueden ahorrar esos 300 euros anuales que les protegería.

También Creagh exige una mayor promoción de la cultura financiera en las escuelas para que los españoles, desde pequeños, ya tengan nociones al respecto. Además, asegura que es necesaria una comunicación más ilustrativa que informe a la gente bien. "Sigo reivindicando que las entidades de seguros y los bancos ofrezcan una mayor formación a los agentes para que, a su vez, puedan asesorar mejor a los ciudadanos", matiza.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad