Bankia más que duplicó la venta de hipotecas en los primeros ocho meses de 2017. Las comisiones por riesgo de las hipotecas fijas podrían tener sus días contados. Foto: Archivo

Los emprendedores españoles no convencen a la banca

stop

Las startups españolas representan un porcentaje muy pobre en la cartera de proyectos de las principales entidades financieras

Cristian Reche

Bankia más que duplicó la venta de hipotecas en los primeros ocho meses de 2017. Las comisiones por riesgo de las hipotecas fijas podrían tener sus días contados. Foto: Archivo

Barcelona, 08 de septiembre de 2017 (05:55 CET)

La fiebre del emprendimiento en España no ha contagiado a la banca. Las principales entidades como BBVABanco Santander y Bankia optan por proyectos extranjeros en sus programas de incubación, aceleración y adquisición de startups fintech, mientras que los jóvenes empresarios españoles se quedan a la cola.  

La entidad de José Ignacio Goirigolzarri es el primer ejemplo. El banco ha puesto sus ojos en países como los Estados Unidos, Israel, Australia y el Reino Unido antes que en la geografía nacional.

Así, se observa en la treintena de proyectos que su programa de aceleración e incubación Innsomnia, instalada en Valencia, ha acogido durante sus dos ediciones.

Recientemente, el banco anunció la contratación de cinco empresas que entraron en el primer programa. Son ARM y Zank, como proyectos dirigidos al área de riesgos, y BetterplaceExportory y Declarando como herramientas fintech en el ámbito de pymes y autónomos, siendo esta última la única española. 

La tendencia no es reciente. Ya el pasado año, de las seis startups seleccionadas en la segunda edición, solo un proyecto era español, por cinco extranjeros (dos israelíes, uno australiano, uno estadounidense y otro inglés).

BBVA: tres brazos inversores y dos startups españolas

BBVA apuesta por las empresas emergentes a través de tres vehículos: el inversor, Propel, dirigido al área de nuevos negocios digitales; las incubadoras Trust y Muno, de las que participa, y M&A digital, el brazo que adquiere las startups, a su parecer, más consolidadas.

Agrupando las tres carteras, la firma de Francisco González solo contabiliza un par de proyectos españoles. Como Madiva Soluciones, especializada en servicios de big data. En cambio, las firmas estrellas son la mexicana Open Pay, la finlandesa Holvi, la inglesa Atom o las estadounidenses Spring Studio y Simple.

La startup española estrella de BBVA es Madiva Soluciones

El otro proyecto español en el que se ha fijado BBVA es Datumize, si bien es cierto que la elección nace de la convocatoria Open Talent en España, por lo que no podía escogerse ninguna otra que no fuera del país. Del mismo modo, este concurso se extiende a una decena de países entre los que están Brasil, Chile, ColombiaTurquía, donde sus respectivos ganadores optan al mismo premio.  

Banco Santander: cero startups con pedigrí 

El caso de Banco Santander quizá sea el más paradigmático. La entidad presidida por Ana Botín, que apuesta por los proyectos emergentes a través de Innova Ventures, no cuenta con ninguna startup española entre sus filas.

La firma de capital riesgo, creada en 2014  con una inversión de casi 200 millones de dólares, no se dirige a apuestas de capital semilla, caracterizadas por ser de poco importe y de mayor riesgo, sino que opta por inversiones más caudalosas.

“Queremos proyectos con modelos de negocio ya probados que puedan integrarse más rápido en nuestra estructura”, afirman desde la organización.

La sede de la división de startups de Banco Santander tampoco está en España

En total, ya son dieciséis el número de adquisiciones –quince oficiales y una todavía por anunciar– que ha hecho la entidad española en sus tres años de recorrido.

Además, la sede de operaciones de Innova Ventures tampoco está en España, sino en Londres, donde la ley fintech está mucho más desarrollada. 

La cartera de Banco Santander agrupa a proyectos que tratan desde la gestión de pagos hasta la codificación de moneda virtual (blockchain) o la banca móvil. Entre sus seleccionados, figuran proyectos nacidos en San Francisco, Londres o Tel Aviv.

El futuro tampoco apunta a España. "El fondo ha comenzado a mirar empresas en Latinoamérica, principalmente México y Brasil, donde espera hacer sus primeras inversiones durante 2017", informan desde Innova Ventures.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad