Los escándalos le cuestan a Deutsche Bank 6.700 millones y un duro correctivo en bolsa

stop

El banco adelanta que perdió casi 7.000 millones en 2015 por la depreciación de sus activos y los costes de los litigios

Sede del Deutsche Bank en Fráncfort, Alemania

Barcelona, 21 de enero de 2016 (10:02 CET)

El primer banco de Alemania, Deutsche Bank, está en serios apuros desde que se destaparon los escándalos relacionados con la manipulación de los índices Líbor y Euríbor. La entidad ha avanzado que la depreciación de sus activos y los costes de los litigios, como consecuencia de dichos escándalos, le costaron 6.700 millones de euros en 2015. La reacción negativa de los mercados no se ha hecho esperar y este jueves las acciones del banco están cayendo un 6%.

El banco espera cerrar 2015 con pérdidas netas por importe de 6.700 millones de euros, frente al beneficio de casi 1.700 millones de euros obtenido en 2014, según adelantó la entidad, que publicará sus cuentas el próximo 28 de enero.

El impacto

Deutsche Bank precisó que sus resultados de 2015 reflejan un impacto negativo de 5.800 millones de euros por ajustes en el valor de sus activos, así como de otros 5.200 millones de euros por provisiones por litigios y 1.000 millones de euros en relación a indemnizaciones y costes de reestructuración.

Durante el pasado ejercicio, la mayor entidad bancaria de Alemania calcula que su cifra de negocio alcanzó los 33.500 millones de euros, frente a los casi 32.000 millones de 2014.

Mal último trimestre

En el cuarto trimestre, Deutsche Bank anunció que espera registrar un resultado negativo de 2.100 millones de euros, frente a las ganancias de 441 millones del mismo periodo de 2014, mientras que los ingresos sumarán unos 6.600 millones de euros.

Sobre los costes del escándalo, el banco indicó que en el último trimestre del año prevé un impacto negativo de 1.200 millones de euros por costes relacionados con litigios, aunque apuntó que la cifra definitiva puede variar hasta la publicación de su informe anual en marzo de 2016. Asimismo, Deutsche Bank asumirá un impacto negativo de 800 millones de euros por costes de reestructuración e indemnizaciones, así como de otros 100 millones de euros por amortización de software.

Castigo bursátil

Las bolsas europeas han abierto este jueves al alza, con rebotes después de las caídas de este miércoles. La única que ha empezado en negativo ha sido la alemana, con Deutsche Bank como farolillo rojo, aunque en seguida le ha dado la vuelta a la tortilla. Sin embargo, el banco sigue registrando una caída del 6%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad