Dos jubilados comparten su tiempo libre en un parque

Los españoles acumulan 105.000 millones en planes de pensiones ante la quiebra del sistema

stop

Tras las modificaciones legales, que incorporan recortes progresivos en función del factor de sostenibilidad, aseguradoras, bancos y gestoras buscan elevar los actuales 8 millones de partícipes

Madrid, 21 de marzo de 2016 (01:00 CET)

A la pregunta de si crees que, cuando te jubiles, podrás vivir dignamente solo de tu pensión pública, los españoles hace tiempo que dejaron de responder un sí rotundo. Hasta hace un par de años la mayoría vacilaba, sin saber muy bien a qué atenerse. Ahora, ya sin ambages, la respuesta es claramente que no.

"La gente ha tardado pero ya se ha dado cuenta de que, cuando se jubile, no va a tener el mismo poder adquisitivo de sus abuelos. Y por eso, ahora, está haciendo lo posible por ahorrar para contar con algo más", confirma la realidad actual José Luis Manrique, director de Estudios de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco).

Reforma y reducción de la hucha

La reforma llevada a cabo por el Gobierno en 2013 y la retirada permanente de fondos de la hucha de las pensiones (el Fondo de Reserva de la Seguridad Social) han sido los dos aspectos que han llevado a muchos ciudadanos a ver las orejas al lobo en este asunto.

Los apenas 32.000 millones que hay hoy en la hucha son menos de la mitad de los que había cuando el Ejecutivo de Mariano Rajoy llegó al poder en diciembre de 2011, con los más de 45.450 millones de los que se ha tenido que tirar para hacer frente al reintegro de las pagas extraordinaria a los pensionistas.

Sale más de lo que entra

Que haya más egresos que ingresos se debe a la reducción del número de trabajadores por pensionista, debido al aumento de la esperanza de vida y a la caída de la natalidad. Factores que afectan especialmente al sistema público de pensiones en España, al ser financiado con las aportaciones de los actuales trabajadores, cada vez más reducidas por la precariedad laboral.

Ante esa realidad de quiebra técnica del sistema, la reforma llevada a cabo en 2013, de recortar el retraso de la edad de jubilación de 65 a 67 años –de manera paulatina durante 15 años–, desligar el monto de la pensión a los vaivenes de la inflación, exigir cotizar 37 años para acceder a la pensión máximo y ampliar el periodo sobre el que calcular la pensión de 15 a 25 años, han provocado un aumento del ahorro a través de los planes de pensiones.

Factor de sostenibilidad para recortar la cuantía 

Una reforma que, a partir de 2019, pondrá en funcionamiento el conocido como factor de sostenibilidad, que recortará la cuantía de las nuevas pensiones en relación al aumento de la longevidad entre los cotizantes mayores de 65 años para garantizar la estabilidad financiera. 

Existen cálculos que, de no producirse un crecimiento económico vertiginoso y prolongado, establecen un recorte de las pensiones de hasta un 30% en 2050 y otro 20% adicional hacia 2070.

Hasta el pasado mes de diciembre, el patrimonio (capital más intereses) acumulado por los españoles en planes de pensiones ascendía a 104.518 millones de euros, según las estadísticas de Inverco. Son más de 5.000 millones de euros más que un año antes.

Sistema individual y de empleo

Un patrimonio compartido por unos 8 millones de partícipes, ya que, aunque hay casi 10 millones de partícipes en los planes, muchos lo hacen en más de un plan. La mayoría se canaliza a través de aportaciones individuales.

Más de 68.000 millones son planes de pensiones suscritos directamente por el beneficiario y otros 35.548 millones a través de planes promovidos por la empresa para sus empleados. En España, son unas 12.000 empresas (grandes y pequeñas) las que tienen abiertos planes de pensiones, aunque "en algunos casos, como sucede en algunas empresas públicas, hace años que no se aporta nada", asegura el director de Estudios de Inverco.

Prioridad en la inversión

La evolución del patrimonio en planes de pensiones demuestra que los españoles se han dado cuenta de que necesitan aportar más. Y, o bien "por un aumento de la renta disponible o porque los planes se han situado en una prioridad de la inversión", según José Luis Manrique, lo cierto es que entre 2008 y 2015 el patrimonio disponible en los planes de pensiones se ha más que duplicado, desde los 49.000 millones a los actuales 105.000 millones de euros.

En la gestión de este patrimonio, además de las aseguradoras y las entidades financieras, en los últimos años, y a la vista del aumento del negocio, también han entrado gestoras independientes que compaginan este producto con los fondos de inversión.

Aportaciones cada mes

Gesconsult es una de estas gestoras, que ha logrado captar un millón de euros en planes de pensiones. Lo han hecho con clientes procedentes de sus fondos de inversión como de particulares con menos recursos.

A diferencia de lo que sucedía hasta hace unos años, en los que las aportaciones a estos planes de pensiones se producían, casi en su totalidad, a finales de año, "ahora se destinan cantidades fijas cada mes", apunta Fernando Moreno, gestor de Patrimonio de Gesconsult.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad