Los minoritarios quieren la cabeza de Rato

stop

NACIONALIZACION

Rodrigo Rato, expresidente de Bankia

16 de mayo de 2012 (13:06 CET)

Los problemas crecen para los gestores de Bankia, sobre todo, para el expresidente Rodrigo Rato y su equipo directivo. La asociación de accionistas minoritarios Adicae ha comunicado este miércoles que muchos pequeños accionistas de Bankia van a presentar ante los tribunales civiles una acción social de responsabilidad frente a los gestores de la entidad por utilizar sus ahorros para tratar de salvar al banco de la situación "ruinosa" en que se encuentra.

La asociación pedirá al juez que obligue a Bankia a convocar una junta de accionistas para explicar lo sucedido al casi medio millón de accionistas minoritarios que han perdido el 45% de lo invertido.

Adicae acusa a Bankia de convertir "indiscriminadamente" en "banqueros" a los ahorradores con una campaña publicitaria masiva, que tuvo lugar en julio de 2011 bajo el eslogan de 'Hazte BanKero', cuando la entidad ya estaba en una situación "ruinosa".

Incluso quiere ir más allá ya que la asociación estudia emprender acciones penales contra la entidad.

Entre magos y ‘zombies’

Según reza el comunicado de Adicae, Bankia colocó "masivamente" sus acciones entre los pequeños ahorradores a través de la red de sucursales de las siete cajas que componen la entidad. Los pequeños accionistas aseguran que esta venta de acciones se produjo con todo tipo de "estrategias" y "trucos".

Las acusaciones no sean quedado solo ahí sino que llegaron a calificar a la entidad como un “banco zombie” que vivía de los avales del Estado (28.500 millones de euros) y de los créditos concedidos por el Banco Central Europeo (BCE) (40.000 millones de euros) a los que se sumaron los 4.465 millones de euros otorgados por el Fondo de Reestructuración
Ordenada Bancaria (FROB).

La asociación considera que la "nefasta" decisión de sacar a bolsa Bankia fue tomada por su presidente dimitido, Rodrigo Rato, de forma "indiscriminada" y sin valorar ni informar de verdad de los riesgos financieros de una entidad que apenas 10 meses después se ha demostrado que estaba al borde de la bancarrota.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad