Los packs de luz y gas son más caros que la contratación por separado

stop

El crecimiento de los packs que unen internet y móvil para conseguir precios más bajos tienen un sucedáneo en las compañías de servicios. Pero la comercialización conjunta de la luz y el gas no siempre es más económica si se la contrata por separado

Hay que revisar las condiciones de los packs para ver si realmente hay un ahorro para el bolsillo.

Barcelona, 21 de mayo de 2016 (12:00 CET)

La comodidad de unificar servicios pierde todo interés si no va acompañada de un ahorro en la tarifa, por lo que las comercializadoras utilizan los descuentos para atraer a los clientes más preocupados por sus finanzas. Ahora bien ¿existe un ahorro real? Comparando los mejores packs de luz y gas del momento se observa que solo las grandes compañías cuentan con el servicio de gas, por lo que las ofertas se limitan a las comercializadoras más conocidas.

Así, para un consumo de luz de unos 250 kWh/mes con una potencia de 3,3 kW y un consumo de gas de unos 420 kWh/mes, la propuesta más económica la ofrece EDP (Fórmula Gas Luz), con la que se pagarían unos 84 euros mensuales.

La factura se encarece dos euros más al mes con Iberdrola [email protected] Luz y Gas y Endesa Tempo 24h/ Gas Dual, y hasta cuatro euros mensuales con Gas Natural Fenosa Consumo óptima luz y gas.

EDP Endesa, la fórmula del ahorro

No obstante, para este mismo perfil de consumo se puede encontrar una solución más económica uniendo los servicios de dos compañías: EDP Fórmula Luz hogares y la Tarifa ONE Gas de Endesa. En este supuesto, el precio final del combinado se quedaría en torno a los 74 euros; es decir, 120 euros de ahorro al año respecto al paquete convergente más económico.

La diferencia es suficientemente alta como para ver que la apuesta por los packs que unen luz y gas no sale a cuenta. Pero no hay que perder de vista que también es importante elegir bien la compañía. Por ejemplo, aquellos consumidores que contraten el combo que une luz y gas de Iberdrola o de Endesa estarán pagando hasta 144 euros de más al año, incluso 168 euros anuales si el contrato es con Gas Natural Fenosa.

En definitiva, por más descuentos que se apliquen, es evidente que las comercializadoras siguen sin apostar por unificar sus servicios y las diferencias de precios pueden ser realmente elevadas. Por ello siempre es comparar las tarifas de luz y gas antes de casarse con una comercializadora.

Precio bajo, pero también buenas condiciones

Finalmente, además de tener en cuenta el coste, es imprescindible revisar las cláusulas del contrato de luz y gas. En concreto, no se debe pasar por alto si se exige la contratación de algún servicio extra. Pese a que los packs mencionados no lo tienen, sí que hay tarifas en estas mismas comercializadoras que los incluyen a cambio de descuentos.

Del mismo modo, no hay que olvidar el compromiso de permanencia. Y aunque no es habitual cambiar de compañía de luz y gas a lo largo del año, cada vez van ajustando los precios y se puede llegar a conseguir una buena rebaja cambiando de tarifa.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad