Narcís Serra: "Mi actuación fue legal, leal y diligente"

stop

JUDICIAL

Narcís Serra, en los juzgados de Barcelona. EFE

21 de octubre de 2013 (15:12 CET)

El ex presidente de CatalunyaCaixa, Narcís Serra, ha defendido ante el juez su actuación al frente de la entidad financiera. Tras su declaración, el ex directivo, que se encuentra imputado por un delito de administración desleal, ha asegurado a los medios de comunicación que su actuación fue "legal, leal y diligente".

Serra ha explicado que el fiscal le acusa de haber subido la retribución variable del director general. También le pide responsabilidades de aumentar un 1,5% el salario fijo de ese mismo cargo y del subdirector. "Se actualizó el salario respecto al IPC como a todos los trabajadores de la entidad", ha indicado.

Declaración


Serra ha declarado durante más de dos horas ante el titular de juzgado de instrucción número 30, Josep Maria Pijuan. Durante el interrogatorio, el representante de la acusación popular y presidente de la Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc), Luis Pineda, ha pedido prisión provisional para el banquero porque considera que existe riesgo de ocultación destrucción documentos. La petición ha sido finalmente denegada.

Fuentes judiciales explican que Serra ha justificado el aumento de las retribuciones de los altos cargos de la entidad pese a la caída del beneficio. Las mismas fuentes añaden que el ex presidente ha indicado al juez que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y el Banco de España eran conocedores de la situación. Además, ha indicado que los sueldazos estaban de acuerdo con los precios de mercado y que, para fijarlos, se requirieron informes de consultoras externas.

Enfrentamiento con la CUP


Asimismo, ha declarado que su intención es que quede claro que toda la cúpula de la entidad actuó de acuerdo con la legislación vigente. "A pesar de que otras entidades españolas no lo han hecho", ha añadido.

Eso sí, el ex directivo no ha querido entrar al trapo ante las preguntas de Ausbanc y las CUP, acusaciones populares. En concreto, el banquero se ha mostrado especialmente disgustado con el partido político por sus preguntas en la comisión de cajas en el Parlament de Catalunya. Se ha acogido a su derecho de no declarar, aseguran los mismos interlocutores.

Interrogatorios


Además de Serra, este lunes también está previsto que declare su sucesor en el cargo, Adolf Todó. En total, Pijuan interrogará en los próximos días a 54 ex directivos y miembros del consejo de administración de CatalunyaCaixa.

La investigación nace de una denuncia presentada por el fiscal Anticorrupción, Fernando Maldonado. En su escrito, acusa a Serra y Todó como los principales beneficiados de las presuntas irregularidades en el seno de la caja. “Utilizaron los fondos de una entidad con connotaciones y trascendencias públicas en beneficio propio y con claro perjuicio para el banco, lo cual contribuyó a su grave crisis financiera", dice el escrito del fiscal.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad