NovaCaixaGalicia vende sus joyas de la cartera industrial

stop

EN BUSCA DE CAPITAL

Miguel Angel Fernández Ordóñez

09 de diciembre de 2011 (17:44 CET)

NovaCaixaGalicia (NCG), el banco bajo control del Frob, se encuentra inmerso en la búsqueda de capital para reforzar balance y devolver parte de las ayudas públicas recibidas.

A la vez que sondea la entrada de posibles nuevos accionistas, ha puesto en venta sus joyas de la corona: las principales participaciones industriales de su cartera, donde se encuadran paquetes relevantes de empresas cotizadas como Sacyr, Banco Pastor, Pescanova, Tecnocom, Adolfo Domínguez y NH Hoteles. El valor de mercado de sus posiciones ronda los 400 millones de euros.

El presidente de la entidad financiera gallega, José María Castellano, trata de captar recursos para devolver al Banco de España parte de los 2.500 millones que el supervisor le inyectó el pasado mes de septiembre.

Una de las vías para hacerlo es vender activos como las participaciones en grandes empresas cotizadas. La entidad atesora una enorme cartera industrial con más de 200 participadas, donde se incluyen varias firmas de primera línea que cotizan en bolsa.

Las participaciones

En concreto, NovaCaixaGalicia controla más del 11% de Sacyr, un 7% directamente y otro 4,645% a través de una sociedad en la que participan otras cajas, el 24,7% de Pescanova, el 20% de Tecnocom, algo más del 5% del Banco Pastor y Adolfo Domínguez, o el 2,7% de NH Hoteles, entre otras. El valor de esta cartera a precios de mercado supera ligeramente los 400 millones de euros.

Algunos de ellas, sin embargo, acumulan minusvalías en este momento, por lo que su desinversión podría requerir tiempo. La decisión dependerá también de las provisiones que tenga dotada la entidad en cada caso sobre sus pérdidas latentes y del consumo de capital que le pueda suponer en el futuro cada una de ellas.

La entidad financiera gallega explica oficialmente que sus participaciones industriales están disponibles para la venta como ocurre en cualquier cartera industrial. “Ahora esta estrategia se agudiza por las necesidades de capital que tenemos. Vamos a ser más activos en las desinversiones”, añade el banco gallego. NCG matiza eso sí que siempre intentará llegar a un acuerdo con las propias sociedades de las que se van para no alterar la estabilidad accionarial.

Importante cartera fuera de Bolsa
 
En cuanto a su cartera industrial de firmas no cotizadas, incluye empresas energéticas, vinícolas, geriátricas, inmobiliarias, audiovisuales o de intermediación financiera. Destacan, sobre todo, las promotoras eólicas, las empresas vinculadas al ladrillo y dos bancos: El Banco Gallego --del que controla un 49,84% del capital-- y el Etcheverría --donde posee el 44,73%--.

El Gallego ya fue objeto de rumores que apuntaron incluso al Sabadell como posible comprador. La caja negó en su momento cualquier conversación. Pero desde la creación del nuevo banco estas participaciones se han considerado por los analistas como primeras candidatas en el proceso de desinversiones.

En paralelo a estas desinversiones, la entidad desarrolla un plan para la reducción de los créditos con más peso en sus activos ponderados por riesgo. NovaCaixaGalicia también pretende traspasar oficinas con el negocio y la plantilla, una idea muy difícil de acometer ahora mismo por el exceso de capacidad que sufre la banca.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad