Olivas también pierde su silla en Bancaja

stop

El ya expresidente de la entidad valenciana abandona su cargo por “decisión personal”. Tiene pendiente una querella interpuesta por los accionistas de Banco de Valencia

José Luis Olivas

21 de mayo de 2012 (20:19 CET)

José Luis Olivas lo ha perdido todo en apenas seis meses: la presidencia del Banco de Valencia, la vicepresidencia del Banco Financiero y de Ahorros (BFA) y ahora la silla presidencial también de Bancaja.

Así lo ha hecho saber él mismo este lunes en un consejo de administración extraordinario que ha convocado en la caja de ahorros valenciana en el que cederá su silla, aunque provisionalmente, al número dos de Bancaja, Antonio Tirado.

Y es que el paso de Olivas por estas entidades financieras ha estado marcado, sobre todo, por el rescate y la intervención de las mismas. 

Pasado turbio en Banco de Valencia


El primer tropiezo de Olivas fue el 28 de octubre con el Banco de Valencia. Entonces anunció su salida como presidente apenas tres semanas antes de que el Banco de España interviniera la entidad y encontrara un agujero que superaba los 600 millones de euros.

Un mes más tarde, Olivas dimitía como vicepresidente de BFA y dejaba en manos de Francisco Pons la vicepresidencia ejecutiva de Bankia.

Después de ocho años, Olivas dice ahora adiós a Bancaja. A pesar de que su marcha haya sido “por decisión personal”, la tensa relación con el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, y su cuestionado currículo en el sistema financiero español han condicionado su permanencia en la caja valenciana.

Pocos apoyos

Muchos auguraban su salida. Incluso el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, quien tras la dimisión de Rato ya avanzó que habrían más cambios en la dirección de Bancaja.

Pero sin duda los que más han puesto el foco en Olivas han sido los accionistas de Banco de Valencia. En la junta general del pasado 14 de mayo anunciaron que iban a emprender una acción de responsabilidad social contra los antiguos gestores de la entidad.

Una propuesta dirigida, principalmente, contra Olivas pero que también incluye al exvicepresidente de Bancaja y presidente ahora en funciones, Antonio Tirado, además del exconsejero delegado, Domingo Parra, y el sustituto de ambos en la última etapa del banco antes de su intervención, Aurelio Izquierdo.

Estas acciones se suman a la querella interpuesta por la asociación de accionistas Apabankval por presunta falsedad contable, administración desleal y delito societario.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad