Rajoy presenta los presupuestos del ‘rescate’

stop

MÁS RECORTES Y TASAS

Rajoy se la juega con los presupuestos

26 de septiembre de 2012 (21:06 CET)

El Ministerio de Hacienda echa humo. No se alarme, estimado lector, no es un incendio, pero casi. Las cuentas del Estado están en el horno y se trata de los presupuestos más austeros de la historia de España. ¿Qué significa esto? Más recortes y más recaudación. Todo lo que sea para contentar a Alemania y la Troika, ya que el rescate está a la vuelta de la esquina.

El Gobierno presentará este jueves los presupuestos del rescate en la sesión especial del Consejo de Ministros. Unas cuentas que tendrán la palabra recorte por los cuatro costados. El presupuesto de 2013 parte de un techo de gasto de 126.792 millones de euros, el 9,2% más que en 2012. Pero a esta cifra hay que excluir los gastos en intereses de deuda, que superan los 9.000 millones y la mayor aportación a la Seguridad Social, casi 7.000 millones. En total, el límite de gasto se queda en 73.255 millones.

Para todos los gustos


Esta cantidad obliga a Hacienda a tirar de las orejas a todos los ministerios. Toque de queda. Los recortes se darán en todos y cada uno de los ministerios. La reducción del gasto será del 12% de media en todos los departamentos del Gobierno.

El tijeretazo por ministerios oscilará entre el 4,2% de Justicia y el 30% de Agricultura. Entre medias figuran Exteriores, que recortará más del 15%, Sanidad (entre el 13% y el 15%) o Industria, Energía y Turismo (20%).

Más recaudación


Pero a pesar de estos recortes ministeriales, lo que más urge al Gobierno es aumentar la partida de ingresos. Las cuentas no salen en el Paseo de la Castellana, sede del Ministerio de Hacienda. Ya llevan varios meses trabajando en los presupuestos del próximo año y Montoro está insatisfecho por el pésimo resultado obtenido tras la subida de impuestos de este año.

La recaudación no es la que se esperaba. Por eso, el Gobierno prepara una serie de medidas para obtener mayores ingresos “sin que se note”, dicen fuentes cercanas al Ejecutivo. Por un lado, el Gobierno quiere que más gente pague impuestos. “Se quiere ensanchar la base fiscal”, dicen.

Adiós desgravaciones

Por otro lado, Hacienda estudia quitar algunas de las desgravaciones que los contribuyentes cuentan desde hace tiempo como la deducción por compra de vivienda, las aportaciones a planes de pensiones privados, y otras.

Incluso en el Ministerio aún no se descarta la posibilidad de imponer la Tasa Tobin o impuesto a las transacciones financieras. A todo ello, el Gobierno maneja sumar otros gravámenes como los ya anunciados sobre la generación de electricidad, a las plusvalías en el primer año, etc.

Apretan los mercados

La cuenta atrás está en marcha. El rescate cada vez está más cerca y el margen del Gobierno de Rajoy es también más pequeño. Esta semana hemos visto como los mercados volvían a apretar. La prima de riesgo se ha disparado este miércoles por encima de los 460 puntos básicos por lo que el bono español a 10 años vuelve a superar el 6% de rendimiento.

Bruselas y Alemania lo tienen claro. Los ajustes tienen que ser mayores. No quieren que les vuelva a pasar otra Grecia que cada cierto tiempo vuelve a pedir más dinero. La decisión está tomada. Se ayudará a España, pero a un precio caro, según algunos analistas.

Pensiones, sí o sí


Las cuentas no se las creen en Europa. Bajar el déficit al 4,5% en 2013 es muy complicado si se siguen manteniendo algunas partidas como las pensiones actuales. Algunos analistas creen que el Gobierno no tiene otra opción que tocarlas. En sus manos está si mucho o poco. Fuentes cercanas al Ejecutivo señalan que se intentará no tocarlas, pero tampoco niegan rotundamente que vayan a bajarlas.

Esta es la gran duda. Mientras la Troika pide que se bajen, el Gobierno intenta negociar in extremis algún tipo de acuerdo para no tocarlas, incluso está dispuesto a hacer otro tipo de sacrificios.

Funcionarios

Uno de estos sacrificios es el cuerpo de funcionarios del Estado. El Ejecutivo ha decidido mantener congelados los salarios de los empleados públicos durante el próximo año. Eso sí, les ha devuelto el caramelo de la paga extra de Navidad, que volverán a cobrarla dentro de 15 meses.

De momento, el Gobierno lo ha querido dejar ahí pero es posible que también se vean obligados a reducir el número de trabajadores públicos. Además, Hacienda tampoco tiene claro si deben imponer el salario por objetivos o reducir el sueldo a los altos directivos de los ministerios y organismos públicos.

Otra opción es retrasar la edad de jubilación a los 67 años. De momento, Rajoy ya ha anunciado que vigilarán las prejubilaciones y aprobarán las justas y necesarias.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad