El Banco de España prueba que el mercado laboral empobrece a los empleados. Oficina de empleo. /EFE.

La EPA refleja el mayor frenazo en la creación de empleo en seis años

stop

El número de ocupados aumentó en 69.400 personas durante el tercer trimestre del año, el peor dato desde 2013

Economía Digital

El Banco de España prueba que el mercado laboral empobrece a los empleados. Oficina de empleo. /EFE.

Madrid, 24 de octubre de 2019 (10:05 CET)

España incorporó al mercado laboral 69.400 personas más respecto al tercer trimestre de 2019, lo que supone un aumento del 0,35% interanual y sitúa el número total de ocupados en 19.874.300. Se trata, no obstante, de la peor evolución en este intervalo desde 2013 según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE)

La EPA señala que el ritmo de creación de empleo en los últimos doce meses es del 1,77%, lo que ha permitido incorporar a 346.300 personas. Hace un año, este dato era del 2,51%, gracias a lo cual se crearon 130.000 puestos más que desde julio de 2018. Además, la variación trimestral en términos desestacionalizados es del 0,09%, el peor porcentaje en los últimos años. 

Por tanto, el pasado verano fue el peor en cuanto a la creación de empleo en los últimos años. Comparándolo solo con el de 2018, cuando se crearon 184.000 puestos, el ritmo es tres veces inferior. 

En cuanto a sectores, no hay diferencias sustanciales, ya que la ocupación aumentó en 34.200 personas en trabajos públicos y en 35.200 en el sector privado. No obstante si se producen diferencias significativas en comparación con los últimos 12 meses, ya que el empleo en el sector privado se incrementó en 285.200 personas frente a las 61.100 en el público. 

Respecto al tipo de contrato, los asalariados registraron el mayor aumento en el trimestre, 101.700 personas más. También crecieron los trabajadores con contrato indefinido, en 25.100 empleados, mientras que los que tienen contrato temporal aumentaron en 76.600 personas. En la variación anual, el empleo indefinido es el que más crece (387.900 personas) seguido de los contratos asalariados (356.400 trabajadores), unas cifras que representan una brecha respecto al trabajo temporal, que bajó en en 31.500 personas. En cuanto a los autónomos, los trabajadores por cuenta propia descendieron en 30.700 personas este trimestre, y en 8.800 en los últimos 12 meses. 

La ocupación aumenta especialmente en el sector Servicios, que incorpora a 87.700 personas más, e Industria aumentó en 51.200 trabajadores. En el otro extremo, Agricultura experimentó la pérdida de 63.000 puestos y la Construcción otros 6.500. En términos anuales, solo baja el ritmo en la Agricultura (22.200 empleos menos) mientras que en los otros sectores aumenta, siendo un crecimiento especialmente llamativo en Servicios (248.600 ocupados más), en Industria (90.100) y en Construcción (29.700). 

Baleares, la comunidad a la que mejor le sienta el verano

El tercer trimestre, que comprende los meses estivales, sienta especialmente bien a las zonas con mayor afluencia de turismo. Islas Baleares registró el mayor incremento de empleo (41.000 puesos más) seguida de Cataluña (31.300) y la Comunidad Valenciana (16.700). Los mayores descensos, sin embargo, se produjeron en Andalucía (35.000 puestos menos), País Vasco (15.100 menos) y Canarias, que bajó en 8.500 ocupados. 

En términos anuales, la Comunidad de Madrid ha ganado 104.500 ocupados más en los últimos 12 meses seguida de Cataluña (68.500 empleos) y Andalucía, con 68.100 trabajadores más desde julio de 2018. Por otro lado, Canarias (18.100 ocupados menos) y Principado de Asturias (8.300) experimentaron en el último año los mayores descensos. 

16.200 parados menos

El paro bajó en el trimestre veraniego un 0,50% hasta 16.200 personas, y se sitúa en un total de 3.214.400 desempleados, es decir, un 13,92%, una décima menos que en el segundo trimestre de 2019. Esto representa, además, una variación trimestral del 1,72% en términos desestacionalizados. En los últimos 12 meses, el paro ha bajado un 3,36%, 111.600 personas. 

Baleares (24.700 parados menos), Comunidad de Madrid (10.500 menos) y Cataluña (9.200 menos) son las comunidades que registraron las mayores bajadas trimestrales en el número de desocupados. Por el contrario, Andalucía (30.300 parados más), Murcia (6.000) y País Vasco (5.600) tuvieron los mayores incrementos entre julio y septiembre. En términos anuales, Comunidad de Madrid, Andaluca y Comunidad Valenciana son las comunidades con la mayor reducción de parados -48.400 menos, 32.400 y 32.100 respectivamente- mientras que en el polo contrario, los mayores incrementos del paro en los últimos 12 meses se dan en Cataluña (18.400 personas más), Canarias (17.300) y Baleares (7.300). 

En cuanto al número de activos, este trimestre aumentó en 53.200 personas hasta 23.088.700, una bajada de tres centésimas y se sitúa en 58,72%. En el último año, la población activa ha mostrado un incremento en 234.700 personas. 

Hemeroteca

Paro
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad