Pedro Sánchez durante la sesión de investidura en el Congreso de los Diputados. EFE

La debilidad del empleo presiona a Sánchez para que pacte un gobierno

stop

El paro baja en 4.253 personas durante julio, en su menor caída en dicho mes en 11 años

Madrid, 02 de agosto de 2019 (09:16 CET)

La desaceleración económica ya empieza a notarse en el mercado laboral. En julio, los datos de paro y afiliación mejoraron, pero son los más bajos de los últimos años. El número de parados registrados en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) se redujo en 4.253 personas durante julio, el menor recorte para ese mes desde 2008. Con estas cifras se constata la debilidad en el empleo que trambién se reflejó en los últimos datos de la EPA.

La evolución de julio de este año contrasta con la de años anteriores: en julio del año pasado el paro bajo en 27.141 personas y en el mismo mes de 2017, en 26.887. Julio es un mes en el que tradicionalmente el desempleo se comporta de manera favorable, impulsado por el peso del turismo en la temporada estival. Desde que se tienen registros, el paro ha descendido en este mes en 20 ocasiones y solo ha subido en tres (en los años 2005, 2007 y 2008).

De acuerdo con los datos publicados este viernes por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, el número total de desempleados se situó en 3.011.433 personas, la cifra más baja desde noviembre de 2008, tras salir de las listas del paro 123.588 personas en el último año (con un ritmo de reducción del 3,94 %). 

Los datos preocupan. La ralentización económica europea comienza a impactar en España y, en consecuencia, en el mercado laboral. Otra cifra a tener en cuenta es el paro en términos desestacionalizados, es decir, eliminando los efectos de temporada, que ha subido en julio en 2.915 personas respecto al mes anterior. La dependencia del sector servicios y la relevancia que ha adquirido el turismo sobre todo en los meses de verano dejan entrever que estos datos esconden un mal escenario para el empleo. 

Además,  se constata la precariedad del mercado de trabajo en los datos de contratación. En julio se firmaron un total de 2,17 millones de contratos, un 8,4% menos que en junio, de los que el 8,5% (185.713) fueron contratos de carácter indefinido, mientras que el 90% (1,97 millones) fueron temporales.

La creación de empleo también decepciona

La Seguridad Social sigue aumentando y marcando récord. Sin embargo, el crecimiento de este mes de julio se trata del segundo más bajo de toda la serie histórica y choca de frente con el aumento de que se registró en el mismo mes del año pasado cuando hubo 35.819 trabajadores ocupados más. 

Así el número de afiliados se situó en julio en 19.533.211 millones de persona, aunque el crecimiento ha sido de tan solo 15.514 trabajadores. Esta cifra de ocupados de julio nunca se había alcanzado desde que se tienen registros en la Seguridad Social, es decir desde hace 12 años, ya que la más alta había sido en julio de 2007 cuando se alcanzaron los 19.493.050 afiliados. 

Por sectores económicos, los mayores aumentos intermensuales se registraron en la industria, que alcanza los 2.310.219 afiliados, en la construcción, que suma 1.276.711 y en los servicios, donde se refleja el peso de esta actividad para al país, con un total de 14.837.451 afiliados.

 

Hemeroteca

Paro Pedro Sánchez
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad