La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, en la rueda  de prensa en la que presentó las ayudas para mayores de 52. EFE/Zipi

El paro marca el peor dato desde 2010

stop

Agosto pierde 212.984 trabajadores y marca la mayor destrucción de empleo registrada en un octavo mes del año desde 2008

Economía Digital

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, en la rueda de prensa en la que presentó las ayudas para mayores de 52. EFE/Zipi

Madrid, 03 de septiembre de 2019 (09:26 CET)

Mal tono en los datos de empleo. La desaceleración económica ya empieza a notarse en el mercado laboral. La Seguridad Social cerró el mes de agosto con 19.320.227 afiliados tras perder 212.984 trabajadores. Aunque agosto es un mes tradicionalmente malo para los datos de afiliación, se trata de la mayor destrucción de empleo registrada en un octavo mes del año desde 2008. 

Por su parte, el número de parados registrados en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) aumentó en agosto en 54.371 personas respecto a julio, el mayor incremento en ese mes desde 2010, hasta situarse en los 3.065.804 desempleados. 

Según los datos difundidos este martes por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, la desaceleración del mercado laboral comienza a notarse, con unos datos de paro y afiliación que son ligeramente peores que los del año pasado.

Por un lado, el empleo rompe la tendencia mensual al alza de la ocupación registrada en los últimos seis meses con la que se alcanzó récord de afiliación el mes pasado con 19,53 millones de empleos. Además, si se tiene en cuenta el último año, aunque el empleo ha crecido en 480.413 personas, la cifra refleja una ralentización respecto al crecimiento interanual de los cuatro agostos anteriores.

A su vez, el aumento mensual del paro en agosto supera los registrados en ese mismo mes de 2018 (47.047 personas) y 2017 (46.400 personas) y, especialmente, los de 2016 (14.435), 2015 (21.679) o 2014 (8.070 personas). 

Destrucción de empleo 

La caída mensual de la ocupación de agosto estuvo sustentada en la destrucción de empleo en la educación (59.630 afiliados menos), la construcción (27.464) y la industria manufacturera (22.760), entre otros sectores.

Por regiones, la ocupación sólo aumentó en agosto en Asturias (1.679 afiliados más) y Cantabria (999), en tanto que se mantuvo igual en Canarias y disminuyó en el resto, marcando los mayores descensos en Cataluña (65.190), Madrid (43.691) y Comunidad Valenciana (37.338). 

El repute del paro

En agosto aumentó el paro en los servicios (45.707), la construcción (11.365) y la industria (7.756), mientras que descendió en la agricultura (en 6.655 personas) y en el colectivo sin empleo anterior (en 3.802).

En cuanto a los datos por comunidades, el desempleo repuntó en todas las regiones salvo Castilla y León, con mayor incidencia en la Comunidad Valenciana (en 13.093 personas) y Cataluña (12.588).

A las malas cifras del paro se suma la caída de la contratación, ya que en agosto se firmaron 1,52 millones de contratos, un 5,15 % menos que en el mismo periodo de 2018, la mayoría temporales (1,4 millones). Además, solo 123.277 contratos, un 8,11 % del total, tuvieron carácter indefinido, de los que 75.553 fueron a tiempo completo y 47.724 a tiempo parcial. 

 

Hemeroteca

Paro Magdalena Valerio
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad