Toque de atención de CaixaBank a Rajoy por el déficit

stop

El servicio de análisis de la entidad cree que los ajustes pueden no ser suficientes y advierte de que la recuperación "afloja el paso"

Mariano Rajoy, líder del PP y presidente español. EFE

en Barcelona, 17 de noviembre de 2015 (13:01 CET)

La reducción del déficit público ha sido una de las grandes batallas del Gobierno en los últimos años. Ahora, que un Rajoy enfocado hacia las elecciones del 20D ya ha dado por finalizada la crisis, y que el gasto preocupa cada vez menos, el presidente ha recibido un toque de atención de una de las compañías más importantes del país.

CaixaBank Research, el servicio de investigación y análisis económico de CaixaBank, considera que el ritmo de ajuste llevado a cabo en España "podría resultar insuficiente" para alcanzar el objetivo de déficit acordado con Bruselas para este año, que es del 4,2%.

El servicio de análisis de CaixaBank ha hecho esta consideración en el balance de noviembre de la economía española, en el que también ha alertado de un frenazo en la mejora de la economía. La recuperación "sigue siendo robusta" pero "afloja el paso", asegura.

Medio punto más

Pese al "importante ajuste del déficit" conseguido, "si en el segundo semestre de 2015 el déficit público se redujera al mismo ritmo que en el segundo semestre de 2014, se cerraría el ejercicio en el 4,7%" del PIB, cinco décimas más del límite pactado con la UE.

CaixaBank recuerda que la propia Comisión Europea "ha alertado de los riesgos de desviación [del objetivo de déficit] y ha criticado la falta de medidas estructurales en los presupuestos generales de 2016".

"La revisión a la baja de la serie histórica del PIB y el limitado avance del deflactor del PIB añaden factores de riesgo adicional sobre su cumplimiento", opina el servicio de estudios de CaixaBank.

Freno

Por otra parte, CaixaBank considera que la economía española está entrando "en una senda de expansión más contenida", tras un primer semestre de crecimiento dinámico.

"Los indicadores adelantados apuntan a que la demanda interna siguió siendo el principal motor de crecimiento, aunque el consumo privado podría haber perdido algo de fuerza a causa del menor dinamismo del mercado laboral", analiza CaixaBank.

En cualquier caso, el banco entiende que la reactivación del crédito o la recuperación del sector inmobiliario hacen prever que el crecimiento "se mantendrá por encima del 2% a medio plazo".

En cuanto al empleo, cree que este año puede cerrarse con medio millón de puestos de trabajo creados, si bien asegura que el perfil de los nuevos empleos son "en gran parte temporales" y que ello limita la ganancia de productividad.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad