Manuel Azuaga, presidente de Unicaja Banco

Unicaja y Liberbank aceleran su fusión

stop

Con las 'due diligence' prácticamente concluidas, Unicaja y Liberbank quieren presentar su ecuación de canje de acciones en dos o tres semanas

Madrid, 22 de marzo de 2019 (04:55 CET)

Los equipos de las auditoras Pwc y Deloitte trabajan a contrarreloj para que Unicaja y Liberbank puedan presentar a mediados del próximo mes de abril su propuesta de fusión. Para ello han acelerado los trabajos de due diligence, que radiografían con exactitud el estado de los números de cada una de las entidades financieras.

Según han confirmado a Economía Digital fuentes de los dos bancos, ambos procesos están ”prácticamente culminados”. Es el paso esencial para que los responsables de los bancos realicen una propuesta de ecuación de canje de las acciones, para dar forma así a la entidad resultante.

Unicaja y Liberbank anunciaron sus intenciones de estudiar una fusión el 12 de diciembre del año pasado. Se trataba de un proyecto nacido desde la voluntariedad y que contaba y cuenta con el visto bueno del Banco Central Europeo y del Banco de España. Ambos ven con buenos ojos un nuevo proceso de consolidación bancaria en la zona euro y en España, además del que se ha llevado a cabo durante el periodo de crisis, que ha reducido el número de entidades bancarias en España de medio centenar una docena de grupos.

El tiempo transcurrido desde el anuncio ha empezado a hacer mella en el ánimo de los inversores y parece obligatorio acabar cuanto antes con las incertidumbres de los mercados. El día previo al anuncio de fusión, Unicaja cotizaba en el mercado continuo a 1,02 euros. Tras darse a conocer las intenciones de fusión, los títulos subieron un 15,93%, hasta 1,119 euros.

Algo similar sucedió con las acciones de Liberbank. Pasaron de los 0,3858 euros la víspera del anuncio, a 0,4396 euros, una subida del 13,95%. Los inversores bendijeron es día las intenciones de las dos entidades.

La fusión de Unicaja y Liberbank chocó con dos imprevistos que la han retrasado, pero vuelve a ir viento en popa

Pero el calendario ha chocado con dos imponderables. Los primeros trabajos de las due diligence se empezaron a hacer con los datos cerrados del primer semestre de 2018. Unas semanas después, las firmas auditoras y los bancos de inversión que pilotan la operación, Mediobanca y Deutsche Bank, acordaron que sería más completa la información con las cifras del ejercicio 2018 completo, toda vez que apenas quedaban unas semanas para que concluyera. Hay quienes piensan también que se anunció al mercado cuando el proyecto estaba muy poco avanzado, lo que no ha sucedido en otros procesos.

El segundo obstáculo fue la irrupción de Abanca en la operación, en febrero pasado. Según fuentes de los bancos, “fue un fenómeno muy breve, que desapareció en apenas cuatro días” y apenas afectó. Solo lo justo para llevar el precio de las acciones de Liberbank hasta los 0,47 euros y de Unicaja hasta los 1,119 euros. Sus máximos más recientes.

Comoquiera que en las últimas fechas no se han producido más novedades y avances en las negociaciones, la calma regresó a los mercados y las acciones al punto de partida: las de Unicaja siguen por debajo del euro y las de Liberbank ligeramente por encima de los 40 céntimos.

La fusión Unicaja-Liberbank, pendiente del canje

Las dos entidades tienen que decidir cómo será la ecuación de canje de las acciones. Por capitalización bancaria, Unicaja debería tener el 55% del capital de la entidad resultante y Liberbank, sus accionistas, el 45% restante. En la actualidad, el valor de mercado de Unicaja es de 1.567 millones de euros y el de Liberbank, 1.237 millones. En el banco andaluz se apuesta más por una ecuación 60/40. La incógnita se resolverá en unos días. El nuevo banco tendría unos 11.000 empleados y 1.900 oficinas.

La fusión daría lugar a la sexta entidad financiera española por volumen de activos, con más de 96.000 millones de euros, superando a Bankinter e inmediatamente por detrás de Santander, BBVA, Caixabank, Bankia y Sabadell. Liberbank obtuvo un beneficio neto en 2018 de 110 millones de euros y Unicaja ganó 153 millones.

Hemeroteca

Liberbank
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad