La universidad más 'finlandesa' de España 

stop

MÉTODOS INNOVADORES

Uno de los centros de trabajo del grado LEINN, en la sede de Madrid

en Barcelona, 12 de julio de 2015 (21:04 CET)

En los rankings educativos internacionales, Finlandia siempre aparece en los puestos de cabeza. El modelo pedagógico del país nórdico, basado en la excelencia de sus profesores, la generosidad de los recursos invertidos y la innovación de sus métodos, cada vez interesa más fuera de las fronteras finlandesas. En el caso de los estudios superiores, uno de los referentes es la organización Team Academy, situada en la Universidad de Jyväskylä, en el centro del país.

Fundada dos décadas atrás por un profesor de marketing contrariado por la distancia entre los modos tradicionales de enseñar y las nuevas formas de acceder al conocimiento, esta escuela cuenta ya con 18 centros asociados por diversos países. También en España, donde la Universidad de Mondragón fue la pionera. Desde hace varios años allí se imparte el Grado oficial en Liderazgo, Emprendedor e Innovación, también conocido como LEINN.

'Learning by doing'

La buena experiencia en el centro vasco y el interés cada vez mayor por los estudios relacionados con la innovación, llevaron al colectivo TeamLabs a trasladar el modelo a Madrid, en primer lugar, y posteriormente a Barcelona, donde el programa empezó a impartirse en el año académico que ahora termina.

El joven Ibai Martínez, alumno de una de las primeras generaciones en Mondragón y actual coordinador del grado en sus nuevas sedes, conoce bien este programa y el método en el que se basa. Martínez explica la idea fundamental sobre la que gira esta formación con la expresión inglesa learning by doing, es decir, aprender haciendo.

Desde el primer día de clase los alumnos tienen que comenzar proyectos con la intención de que se acaben convirtiendo en empresas que funcionen (en el mercado real) y que facturen –este es uno de los criterios principales de evaluación--.

Nuevos roles pedagógicos

¿Pero, por dónde empezar? La figura del profesor tradicional aquí la ocupan los entrenadores de cada uno de los equipos que se forman en el aula. "Personas con formación en la metodología del centro (y en emprendimiento) y que guían y marcan la estrategia en cada uno de los proyectos, algo así como los técnicos de fútbol", explica Martínez.

Otra de las novedades del LEINN: el espacio de aprendizaje se parece poco a las aulas de otras universidades. En Barcelona, por ejemplo, este grado se imparte en el centro de co-working MOB-Markers, el lugar donde se desarrollan los seminarios y los continuos encuentros (entre los propios equipos y de estos con expertos o mentores con larga experiencia) a través de los que las incipientes empresas van tomando forma.

Gloria Gubianas, alumna del 2º curso, explica que "aquí aprendes en función de la necesidad, te das cuenta de que nadie va a hacer nada por ti". Según esta joven, los obstáculos se acaban resolviendo mediante el trabajo en equipo y a partir de la "experiencia que se va consiguiendo con la práctica". A lo que hay que añadir la lectura de un mínimo de 20 libros al año sobre las diferentes temáticas en las que se tienen que especializar: contabilidad, marketing, innovación, etc.

Ensayo y error

Ibai Martínez explica que la razón de ser de este programa está en ofrecer una formación realmente adaptada al presente. "Partimos de una premisa fundamental: hoy en día, el conocimiento está socializado y es accesible para todos", por lo que a los métodos tradicionales hay que añadirles otros basados en la práctica, en el "continuo ensayo y error", asegura.

Según los responsables del LEINN, otra de las claves a las que tratan de responder es el panorama laboral cada vez más cambiante con el que se encuentran los jóvenes. De ahí la necesidad de "formarse para hacer cosas distintas", asegura su coordinador. Un conocimiento multidisciplinar para un nuevo mercado laboral. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad