Capital Energy, Greenalia y Endesa desbloquean 800 megavatios eólicos en la evaluación exprés de la Xunta

Diez parques de Greenalia y su accionista de control, Smarttia, fueron rechazados por la Xunta desde el pasado noviembre, frente a los cinco de Capital Energy y a uno de Endesa

Manuel García Pardo y Juan José Sánchez, consejeros delegados de Greenalia y Capital Energy

Manuel García Pardo y Juan José Sánchez, consejeros delegados de Greenalia y Capital Energy

La contrarreloj de la Xunta para emitir declaraciones de impacto ambiental de parques eólicos antes del 25 de enero, fecha en la que caducan los derechos de conexión y acceso otorgados por Red Eléctrica (Redeia), ha tenido a Capital Energy, Greenalia y Endesa, las tres compañías que firmaron acuerdos de suministro energético (PPA) con Alcoa, como principales beneficiarios. Son los grupos que más megavatios desbloquearon en un proceso que los socialistas gallegos están poniendo como ejemplo de mala gestión del Gobierno gallego, apurado hasta tal punto que lo más probable es que no logre tramitar la totalidad de los 140 proyectos que tiene sobre la mesa y cuya caducidad se produce este miércoles.

Por el momento, desde noviembre del año pasado, cuando el DOG comienza a registrar con constancia y a ritmo progresivamente acelerado las declaraciones de impacto ambiental –antes aparecen de manera más esporádica–, Capital Energy es la firma que más megavatios aprobados acumula. La compañía que dirige Juan José Sánchez y que ha realizado una fuerte apuesta por Galicia -con proyectos de eólica marina y más de 1.000 megavatios de eólica terrestre– ha logrado desbloquear en menos de tres meses 14 parques, que suman una potencia conjunta de 412,5 megavatios, según consta en los registros del Diario Oficial de Galicia.

Los poderes de Capital Energy

Capital Energy es de esas empresas que, al calor de la descarbonización, han acumulado un gran volumen de proyectos renovables, la mayoría pendientes de desarrollar. Según sus propios datos, contaba a septiembre del año pasado con una cartera de 30 gigavatios (GW) en España y Portugal, de los que 8,5 GW ya disponían de los permisos de acceso a la red concedidos. La tramitación en Galicia lo ha evidenciado, con más de 400 megavatios con declaración de impacto ambiental positiva obtenida en el esprint de la Dirección Xeral de Calidade Ambiental e Cambio Climático. Cinco parques del promotor sometidos a evaluación en el mismo periodo recibieron una resolución desfavorable del departamento dependiente de Medio Ambiente.

Junto a la eólica terrestre, Capital Energy ha presentado en el Ministerio de Transición Ecológica dos propuestas para construir parques de eólica marina, uno de 510 megavatios y 34 aerogeneradores al sur de la costa de Vigo; y otro de la misma potencia entre A Coruña y Lugo, cuyos detalles todavía se desconocen.

Muchas negativas a Greenalia

Las otras dos empresas con más megavatios desbloqueados han tenido un resultado dispar en las evaluaciones de la Xunta. Greenalia logró la aprobación ambiental de ocho parques, pero otros 10 presentados tanto por el grupo gallego de renovables como por la patrimonial de su primer accionista, Smarttia, se quedaron por el camino al recibir una opinión desfavorable de Medio Ambiente. En conjunto, los proyectos de la compañía de Manuel García Pardo aprobados entre noviembre del año pasado y este lunes sumaban 197,5 megavatios.

En cambio, Endesa ha tenido una gran efectividad. En el Diario Oficial de Galicia solo consta un proyecto de su filial Enel Green Power como rechazado, mientras que otros cinco recibieron el visto bueno. Estos últimos se cuentan con los dedos de una mano, pero suman 167 megavatios. De esta manera, entre Capital Energy, Greenalia y Endesa habrían desbloqueado algo más de 777 megavatios antes de la caducidad de sus derechos de acceso. Es una porción importante de los alrededor de 2.300 megavatios que, según la patronal eólica gallega, estaban a punto de perder los mencionados permisos.

Poca presencia del líder

Iberdrola, que domina el ranking gallego por potencia eólica instalada, ha sumado 68 megavatios más con declaración ambiental aprobada a través de los dos proyectos evaluados desde noviembre. Naturgy, otro de los grandes del sector, ha tenido más evaluaciones, cuatro favorables y dos negativas. Los proyectos aprobados por la Consellería suman 87 megavatios.

Menos suerte ha tenido Grupo Villar Mir, pues de los cuatro parques sometidos a escrutinio ambiental solamente uno, de 27 megavatios, salió adelante.