Duelo en las consignatarias gallegas: Nogar vence en ingresos y Pérez Torres gana más

Las dos principales empresas de logística marítima en Galicia rozan los 100 millones de facturación cada una y los 600 trabajadores en plantilla de manera conjunta

Víctor Nogueira, presidente de la Asociación Gallega de la Empresa Familiar (AGEF) y del Grupo Nogar

Víctor Nogueira, presidente de la Asociación Gallega de la Empresa Familiar (AGEF) y del Grupo Nogar

Ritmo de crucero en Pérez Torres y el Grupo Nogar. Las dos empresas logísticas gallegas cerraron el ejercicio 2021 al acecho de los 100 millones de facturación tras sobreponerse al golpe por la crisis del Covid-19.

La que más se aproxima a esta cota es la segunda. La firma capitaneada por Víctor Nogueira dio carpetazo al año pasado con una cifra de negocio de 99 millones de euros. Sus números prácticamente calcan a los 99,2 millones de euros cosechados en un 2020 marcado por la pandemia en un ejercicio que, según revela la compañía en sus cuentas anuales, se desarrolló » de forma satisfactoria».

El Grupo Nogar, con sede en el concello pontevedrés de Marín, creó las sociedades Terminal Líquidos Tarragona, RoRo Med Shipping Lines y SN Shipbrokers en un 2021 en el que sufrió un aumento de sus pérdidas. En concreto, sus números rojos repuntaron desde los 0,6 hasta los 2,5 millones de euros.

El Grupo Nogar, que elevó su plantilla desde los 216 trabajadores con lo que contaba al término de 2020 hasta los 225 que contabilizaba al cierre del pasado mes de diciembre, avanza ahora en un 2022 en el que se sigue volcando con las inversiones.

En concreto, el grupo gallego invirtió cinco millones de euros para abrir una nueva etapa en Punta Langosteira con la inauguración de la primera terminal de graneles líquidos. La planta tiene una superficie de 4.500 metros cuadrados para la descarga y manipulación de mercancías como aceites vegetales, ácidos grasos y melaza para alimentación animal.

Además, la compañía espera esquivar la crisis por la guerra en Ucrania. El consejo de administración de la sociedad dominante, tras evaluar la posible repercusión que esta situación pudiera causar, ha considerado que ésta, a priori, no tendría impacto significativo en los estados financieros consolidados del grupo», revela Servinoga, matriz del grupo, en memoria anual.

Pérez Torres dispara sus ingresos un 30%

Por su parte, la otra gran logística gallega se despidió del ejercicio 2021 con un rebote del 30% en su facturación. Se trata de Pérez Torres Marítima, también con sede en Marín, que vio cómo su cifra de negocio se disparaba desde los 64,9 millones de euros logrados en un 2020 marcado por el coronavirus hasta los 84,4 millones registrados en 2021.

Este empujón se trasladó también a un beneficio neto que prácticamente se triplicó tras pasar de 0,97 a 2,85 millones de euros. La firma, con presencia en los puertos de Marín, Ferrol, Coruña, Vigo, San Cibrao, Ribadeo, Cariño y Aveiro, vaticina un frenazo en este 2022 como consecuencia de la adversa coyuntura económica.

Según revela en su memoria anual, sus resultados de cara a 2022 «se verán afectados por la evolución de la situación económica a nivel nacional e internacional». «La sociedad no tiene operaciones en Rusia ni en Ucrania ni tiene intereses comerciales relevantes en dichos países, sin embargo, actualmente la economía mundial se está viendo afectada con incrementos en los precios de la materia prima y la energía, existiendo incertidumbre sobre los problemas en la cadena de suministro», comunica en su informe de gestión la compañía, que cerró 2021 con 361 trabajadores en plantilla (tres más que en 2020).