Euskaltel, dueña de R, crece en ingresos y beneficios en su primer año completo con Zegona

La operadora bate récord de clientes con su expansión nacional con Virgin y eleva su beneficio de 62 a 79,4 millones de euros

José Miguel García

El consejero delegado de Euskaltel, José Miguel García

Euskaltel cierra con repuntes de facturación y ganancias un 2020 marcado por la crisis del Covid-19 y el lanzamiento de su filial Virgin telco para afrontar la expansión nacional. La dueña de la gallega R ha remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la presentación de sus cuentas anuales en las que se refleja un aumento de su cifra de negocio hasta de 685,5 hasta los 697,1 millones de euros, al tiempo que su beneficio neto se ha elevado desde los 62 millones hasta los 79,4 gracias pese a que su beneficio bruto se mantuvo plano.

La compañía, que concluyó su primer ejercicio completo con Zegona como principal accionista, define 2020 como un «excelente ejercicio» tras el «éxito» del lanzamiento de su nueva marca, Virgin telco para su expansión nacional. A través de ella ha logrado más de 71.000 nuevos clientes en apenas siete meses desde su lanzamiento, superando en más de un 50% el objetivo previsto para fin de 2020.

Récord de clientes

Esta captación de clientes ha permitido que la dueña de la gallega R haya batido el récord de usuarios, con 823.000 en el mercado masivo, un 7% más que en 2019. Por segmentos, los servicios que más han crecido en el último ejercicio han sido el de telecomunicaciones móviles, con 80.000 servicios más contratados, y un crecimiento del 7%, y banda ancha ultrarrápida, con 58.000 servicios más que en 2019, un 10% más.

Por su parte, el mercado de empresas presenta el «mayor crecimiento» de ingresos de su historia, aumentando en un 3,3% en 2020, y un 1,4% en su base de clientes, hasta alcanzar las 16.000 empresas clientes del Grupo.

Búsqueda de inversor para una nueva sociedad

La dueña de R cree que los resultados confirman la «senda de crecimiento» del grupo registrada «trimestre a trimestre», y cumplen con los objetivos de su plan estratégico para el ejercicio. De cara a 2021 prevé «un impulso significativo» tanto en número de clientes como en ingresos, que espera que crezcan más de un 6%, hasta alcanzar un rango entre 740 y 750 millones de euros de ingresos al finalizar el año.

Además, Euskaltel también ha informado de que actualizará la red de cable para pasarla a fibra óptica y que impulsará otros proyectos de generación de valor para el accionista. Para ello pondrá en marcha la nueva sociedad FibreCo, en la que dará entrada a un nuevo inversor con una participación inferior al 50%. Según ha revelado la dueña de R, el proceso está «muy avanzado» y prevé que concluya en las próximas semanas.