La inflación empuja a los gallegos a adelantar las compras navideñas

El adelanto de las compras de Navidad ha elevado más todavía los precios de algunos productos 'estrella' como los procedentes del mar

Ambiente en las calles y establecimientos de Vigo, a 27 de noviembre de 2021, en Vigo - Marta Vázquez Rodríguez

Ambiente en las calles y establecimientos de Vigo, a 27 de noviembre de 2021, en Vigo – Marta Vázquez Rodríguez

Con la inflación disparada al 5,7% en octubre en Galicia y la previsión de que así seguirá lo que resta de año, los consumidores gallegos adelantan sus compras navideñas, lo que ha elevado más todavía los precios de algunos productos ‘estrella’ como los procedentes del mar.

“Este año, muchas familias no podrán disponer de productos habituales de la Navidad porque el bolsillo lo va a impedir. El aumento de precios es importante, sobre todo en productos como los del mar”, advierte el portavoz de la Unión de Consumidores de Galicia, Miguel López. Por su parte, el presidente de Facua en la comunidad gallega, Víctor Muñoz, constata que la necesidad de planificar y anticipar compras es este año más acusada que en anteriores ocasiones.

Ambos destacan que lo aconsejable es realizar una lista de lo que uno desea adquirir para evitar las compras compulsivas, pero la elevada demanda, advierten, está contribuyendo a incrementar más (y antes) unos precios ya “importantes” debido al encarecimiento de los costes de producción, fundamentalmente por la energía.

Recortar los gastos extra

El Instituto Galego de Consumo desarrolla campañas informativas relacionadas, por ejemplo, con la factura de la luz y atiende quejas por cuestiones relativas a fallos de suministro o repotenciaciones. No obstante, en lo relativo al índice de precios de consumo (IPC) es el Instituto Galego de Estatística (IGE) el que lleva en Galicia el análisis de los datos.

Las asociaciones de consumidores recomiendan “siempre” adelantarse al periodo de consumo “álgido”, cuando todo sube “mucho más”, y añade que “este año en particular ha cogido a pie cambiado porque se supone que habían dado por finiquitada la pandemia, cosa que se ve que no, y todo el mundo quiso hacer lo que no había hecho el año anterior”, lo que implica que “ha habido mucha más demanda de todo”.