Lidl reclama 150.000 euros al sindicato CIG por los daños de una huelga

La cadena de distribución reclama 150.000 euros a la CIG por los daños ocasionados en dos jornadas de paro en el almacén logístico de Narón, según el sindicato

Lidl denuncia a la CIG por los daños económicos de dos jornadas de huelga en el almacén de Narón

Lidl denuncia a la CIG por los daños económicos de dos jornadas de huelga en el almacén de Narón

El conflicto laboral entre Lidl y la plantilla de su centro logístico de Narón desembocó este lunes en un acto de protesta delante del servicio de mediación y arbitraje (SMAC) de Ferrol, donde trabajadores se concentraron coincidiendo con el acto de conciliación entre sindicato y empresa.

La cadena alemana denunció a la central por los “perjuicios económicos” ocasionados durante dos jornadas de huelga en las instalaciones. Según la CIG, la reclamación asciende a 150.000 euros.

La secretaria comarcal da CIG-Servizos de Ferrol, Cristina Martínez Padín, explicó que la huelga se convocó después de que la empresa acordará un “convenio puente” con CCOO y UGT en Madrid que, a su juicio, consolida la pérdida de derechos y no atiende a las demandas de los trabajadores.

Lidl reclama 150.000 euros al sindicato CIG por los daños de una huelga
Paro en el almacén de Lidl en Narón / CIG

La plantilla del almacén gallego se movilizó contra ese acuerdo, pero el diálogo con Lidl no fructuficó. “Se limitaron a decir que ya hay un pacto estatal y no se movieron de ahí”, lamentó Martínez Padín. Fue entonces cuando se produjeron las movilizaciones, con dos jornadas de huelga que pudieron ser más, pues se llegaron a convocar tres días de paro en Semana Santa.

“La empresa emprendió acciones contrarias al derecho a la huelga, lo que provocó que se desconvocaran los paros y se presentara una denuncia ante la Inspección de Trabajo por estas prácticas”, explica la CIG.

Sin embargo, Lidl denunció al sindicato por las jornadas de huelga previas, cifrando en 150.000 euros los daños ocasionados. “Desconocemos qué pretende la empresa con esta demanda que no tiene justificación. Entendemos que busca amedrentar al personal para que cesen en sus reivindicaciones. Pero que sepa que así no va a acabar con el conflicto porque no vamos a parar de luchar”, sentenció Martínez Padín.