Pedro Sánchez clausurará el congreso de un PSdeG en plena batalla interna

El presidente del Gobierno cerrará la última jornada de un congreso marcado por los conflictos internos entre los afines a Valentín González Formoso y los 'gonzalistas'

Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno y secretario general del Partido Socialista, Pedro Sánchez, pondrá el broche final al XIV Congreso del PSdeG en medio de la batalla interna que vive el partido y que se mantiene aún superado el proceso de primarias que dio la secretaría general de la formación al presidente de la Diputación de A Coruña y alcalde de As Pontes, Valentín González Formoso, desplazando a Gonzalo Caballero, que se mantiene en la portavocía del grupo parlamentario. La clausura se celebrará el próximo miércoles día 8 de diciembre.

A pesar de la victoria de Formoso, el sector de Gonzalo Caballero ha continuando mostrando públicamente sus diferencias. El último episodio se conoció esta semana, cuando los afines del todavía portavoz parlamentario anunciaron que llevarán al congreso, donde se elegirá a la dirección para los próximo cuatro años, una lista alternativa para la conformación del Comité Nacional compuesta por 400 personas si Formoso “sigue despreciando el diálogo”. Gonzalo Caballero sostiene que, “a día de hoy” y a menos de una semana para que tenga lugar la cita, aún ni se sabe “cuál es la estructura del Congreso” ni el número de miembros que se van a elegir para el Comité Federal ni el Nacional.

“Estamos todavía en la fase congresual, hay que elegir a los órganos, hay momentos de votaciones en el congreso y me gustaría que hubiese diálogo, acuerdo, y que el secretario xeral electo cumpliese lo que dijo a lo largo de la campaña y que a mí me dijo hace tres semanas en este Parlamento”, apuntó. “Porque la izquierda necesita un partido plural, no podemos asumir un mecanismo de rodillo que se parece más al caballo de Atila que a cualquier otro mecanismo de integración que tanto nos prometió”, afirmó.

“Mano tendida” al diálogo

A pesar de las tensiones entre ambos políticos, que se prolongan desde que Formoso dio a conocer su candidatura a la secretaría xeral, Caballero ha asegurado asumir “con tranquilidad y serenidad” la nueva etapa que se abre en el partido tras la victoria de Formoso en las primarias, trasladando su “mano tendida” para dialogar.

“Voy a seguir trabajando con autenticidad. Hay que ser auténtico con lo que uno piensa en un partido democrático, en libertad”, manifestó en una rueda de prensa en la que ha insistido que no busca ningún cargo sino “la defensa de su compromiso con el partido”.