Alfred Bosch bromea o dice la verdad: “Menos mal que no habrá consulta”

stop

El diputado de Esquerra comenta que en el caso de ganar el 'sí' el lío en Cataluña sería enorme

18 de septiembre de 2014 (12:59 CET)

En la política catalana la gestualidad es más pronunciada que en otros lugares. Esquerra Republicana presiona al President Artur Mas para que realice la consulta del 9 de noviembre aunque el Gobierno español la recurra ante el Tribunal Constitucional. Pero los dirigentes republicanos también hacen gala de tener los pies en el suelo.

En un viaje en el Ave de Barcelona a Madrid, Alfred Bosch explicaba a su interlocutor que “menos mal que no habrá consulta”. Con tono jocoso, quisiera bromear o no, reflexionaba sobre las complicaciones que se podrían originar en el caso de que ganara el sí. Dando por hecho que no habrá ninguna consulta, Bosch afirmaba que la propia Esquerra se quita un “peso de encima”.

Los excesos de retórica, sin embargo, tienen un límite. Esquerra exige a Mas, cuando sus dirigentes saben que para convocar una consulta en condiciones se debería haber negociado de forma muy distinta a como se ha hecho, emulando al Gobierno escocés, que este jueves, precisamente, la celebra.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad