Cae un 27% el beneficio del fabricante de Ferrero y Nutella

en Barcelona, 08 de mayo de 2015 (00:00 CET)

La compañía Ferrero Ibérica logró en el ejercicio 2013-2014, cerrado el pasado mes de agosto, un beneficio neto de 8,1 millones de euros. Dicho resultado es un 27% inferior al del periodo precedente, que se fijó en 11,1 millones. Como es tradición en la casa, todo el excedente se aplicó a dividendo para su matriz italiana.

Ferrero Ibérica comercializó el año pasado unas 18.000 toneladas de bombones y crema de cacao. El surtido de marcas incluye Ferrero Rocher, Nutella y Kinder Sorpresa, entre otras.

El giro bajó de 195,8 a 192,9 millones, afectado por la debilidad del mercado ibérico. De la última suma, 41 millones correspondieron a las ventas en Portugal, que arrojaron un excedente de 737.000 euros.

Ferrero Ibérica llegó a España en 1988. Tocó la cima en 2009, con 220,3 millones de facturación, por lo que hoy se encuentra un 12% por debajo de ese récord. Es de destacar que pese a los problemas del mercado peninsular, los últimos ejercicios se han saldado con amplios resultados positivos.

El pasado mes de diciembre, la empresa trasladó su cuartel general para la península Ibérica desde el parque empresarial Mas Blau, en El Prat de Llobregat, al World Trade Center de Cornellà de Llobregat. Durante el año, también cambió de presidente. Marco Capurso, que venía desempeñando el cargo desde 2008, fue reemplazado por Marco Pescarolo.

Ferrero Ibérica dedica ímprobos esfuerzos a la publicidad de sus productos. En términos relativos, es una de las compañías que más invierte en anuncios. En los dos últimos ejercicios, dedicó a tal fin cerca de 63 millones de euros.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad