El PP se desploma y registra uno de sus peores resultados

stop

La noche electoral

Xavier García Albiol, jefe del grupo del PP en el Parlament. / EFE

en Barcelona, 27 de septiembre de 2015 (23:55 CET)

Hay que remontarse a los años 80 para encontrar un resultado del PP peor que el que ha registrado Xavier García Albiol en esta noche electoral. El PP se ha desplomado al pasar de 19 escaños a 11. Sólo le fue peor en 1988, cuando logró seis diputados, y en 1992, cuando obtuvo siete.

Los populares han sido la principal víctima del ascenso de Ciutadans. Los de Inés Arrimadas se han presentado como la opción del cambio, de la transparencia y de una nueva forma de hacer política. Ante eso, el PP se ha convertido en la otra cara de la moneda, en un partido viejo, afectado por la corrupción y desgastado por los recortes y la gestión del Gobierno en Madrid.

Aguantar el tipo

Y pese a todo eso y pese al mal resultado, los populares catalanes no estaban esta noche desmoronados ni destrozados del todo. En su fuero interno consideran que han aguantado el tipo. Sólo 11 escaños es muy poquito, pero quizá si Alicia Sánchez-Camacho hubiera sido la candidata, como se preveía en un principio, las cosas hubieran ido peor.

Los sondeos internos de la formación azul pronosticaban un auténtico descalabro con una Sánchez-Camacho acuciada por el escándalo de La Camarga , por lo que en el PP catalán sienten que han aguantado el tipo. En resumen, han perdido ocho escaños, pero podría haber sido peor.

El pacto del Majestic y el giro catalanista

El PP nunca ha acabado de encajar en Cataluña donde ya existía CiU otro partido de centro derecha con mucho más predicamento. En 1995, de la mano de Alejo Vidal-Quadras que planteó un discurso nítidamente anti nacionalista, la formación creció hasta los 17 escaños.

Pero llegó el pacto del Majestic entre José María Aznar y Jordi Pujol y Vidal-Quadras fue exiliado, el PP catalán dio un giro catalanista capitaneado por Josep Piqué que pasó sin pena ni gloria. Piqué logró 15 diputados en las elecciones de 2003 y 14 en las de 2006. Después se marchó descontento con la actitud de su partido hacia el Estatut.

La sombra de ciudadanos

Llegó Alicia Sánchez-Camacho y triunfó con 18 diputados en las elecciones de 2010 y 19 en las de 2012, pero ya entonces se vio que Ciutadans crecía y le hacía sombra. Hoy se ha confirmado. Los ciudadanos son un gran rival para los populares. Seguro que en Moncloa han tomado nota de cara a las generales que se avecinan.     

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad