Esteladas al compás del himno español

stop

20 de agosto de 2013 (11:08 CET)

La reciente final de waterpolo entre las selecciones de España y Australia generó imágenes inesperadas para algunos independentistas con poder.

En los medios de comunicación de la Generalitat aún se comenta el apoyo sin fisuras a las jugadoras, demostrado por la grada al vociferar “España” y “podemos” con naturalidad.

También causó sorpresa el elevado número de banderas españolas y que, incluso, las pocas esteladas que había ondearan al compás del himno nacional. Sonó una versión más extendida que en la inauguración y no fue abucheado.

La final contó con una representación política de segundo nivel. En la tribuna sólo se sentaron el secretario catalán de deportes, Ivan Tibau, y, por parte del ayuntamiento de Barcelona, la concejala de deportes, Maite Fandós.

Tibau no ocultó su malestar ante el respaldo de los espectadores a la selección española. Tampoco cuando las jugadoras, nueve de ellas catalanas, se envolvieron en la bandera española para recoger las medallas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad