La auditoría de la UPM revela adjudicaciones dudosas

stop

11 de julio de 2012 (18:44 CET)

El trabajo sobre las cuentas de la Unión Patronal Metalúrgica (UPM) que ha llevado a cabo la auditora PricewaterhouseCoopers (PwC) revela algunos detalles sobre la gestión de la institución empresarial que también han sido objeto de controversia entre una parte importante de los asociados.

La auditoría ha revelado que los trabajos de realización de la página web de la patronal fueron contratados a una empresa de Josep Morell, uno de los miembros del comité ejecutivo de UPM y consejero delegado de Camerdata. El coste rondó los 90.000 euros. Aunque en su informe PwC no se atreve evaluar si el importe responde a un precio de mercado, los auditores sí que relatan que no fue la oferta más barata con que se contaba a la hora de realizar el encargo.

Tras la dimisión del anterior presidente, Antoni Marsal, por la denuncia de los trabajadores de UPM, el nuevo presidente, Manuel Rosillo, tiene el mandato de la junta de recuperar el prestigio de la institución y erradicar las prácticas que han puesto en entredicho la organización interna y la imagen pública de la patronal metalúrgica. Uno de los asuntos pendientes es la salida del director general, Ángel Hermosilla, a quien una parte de los asociados consideran cooperador con Marsal.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad