La crisis y el huracán Sandy deslucen la mayor subasta de Man Ray en Barcelona

stop

Poca animación y ambiente frío fue la tónica de esta subasta en la que sólo se vendieron 35 lotes

31 de octubre de 2012 (14:39 CET)

Este martes, Barcelona fue testigo de la mayor subasta de obras del fotógrafo norteamericano Man Ray realizada desde 1995. Las piezas subastadas, un total de 144 procedentes de la colección particular del galerista italiano Camillo d’Afflitto, eran en su mayoría copias de época datadas entre 1920 y 1979, ofreciendo así una amplia visión sobre los periodos y temáticas más interesantes de este artista, pionero de los movimientos Dada y Surrealista, y que es considerado uno de los fotógrafos más importantes del siglo XX.

La colección d´Afflitto, que llegó a Barcelona después de haber participado en diversas exposiciones en todo el mundo, se pudo contemplar también durante los últimos días en Madrid y París.

El evento, organizado por el departamento de fotografía de la casa de subastas Soler y Llach, había levantado gran interés entre coleccionistas de todo el mundo, americanos especialmente que viajaron a París para visitar esta colección, pero a la hora de la verdad, la crisis que vive el mercado del arte debido a situación económica global rebajó las expectativas.

Poca animación y ambiente frío fue la tónica de esta subasta en la que sólo se vendieron 35 lotes con pujas que en muy pocas ocasiones sobrepasaron el precio de salida. En opinión de Juan Naranjo, director del Departamento de Fotografía de Soller y Llac, “los precios eran bastante ajustados, sobre todo si pensamos en el mercado internacional, donde hay una gran tradición en este tipo colecciones que se iniciaron en los años 70, mientras que el mercado español es mucho más nuevo. Nuestra subasta iba dirigida a las franjas más altas.”

Ventas frías

Con Nueva York sumido en el caos del huracán Sandy, los coleccionistas americanos brillaron por su ausencia y la subasta perdió peso. El lote formado por un conjunto de 6 fotografías de objetos de arte africano, publicadas en la mítica revista de arte Cahiers d´Art en el año 1936, fue el que alcanzó la más alta cotización, 100.000 euros.


 
Otros 40.000 euros se pagaron por un fotograma firmado y numerado del experimento que realizó Man Ray con un film estereoscópico en tres dimensiones. El resto de los lotes se adjudicaron a una media de 5.000 euros. “La percepción que nosotros teníamos, tanto por parte de coleccionistas locales como internacionales, no pronosticaba un resultado tan flojo – confiesa Juan Naranjo– pero el mercado del arte pasa por momentos complicados.”

Entre las instantáneas que no se vendieron destaca la célebre fotografía “Blanco y Negro”, la icónica instantánea de 1926 que fue durante muchos años la fotografía más cara de la historia. Pero la subasta permanecerá abierta durante los próximos 40 días y los organizadores no pierden la esperanza “confiamos en que durante este tiempo se normalice la situación en EEUU y que desde allí nos lleguen nuevos imputs de venta --dice Naranjo-- Sólo entonces podremos saber el auténtico resultado.”
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad