Mas gana, pero la independencia pierde gas

stop

ELECCIONES CATALANAS

Artur Mas & Raül Romeva / EFE

Barcelona, 27 de septiembre de 2015 (23:06 CET)

Si se trataba de un plebiscitio, y es evidente que el President Artur Mas ha logrado su objetivo de que así fuera, el bloque independentista ha conseguido la mayoría absoluta, pero por debajo del 50% de los votos, en concreto con el 48% de los sufragios.

Mas era consciente de que no era lo mismo que Junts alcanzara cerca de los 68 diputados –la mayoría absoluta-- que los 62 logrados, a expensas de la CUP, una formación anticapitalista, que casa mal con la intención de ser un estado en la Europa comunitaria.

President, de nuevo

En cualquier caso, Mas sigue. Junts pel Si ha obtenido 62 escaños, por los 10 de la CUP. Mas podría tener dificultades para ser investido, pero necesitará sólo la abstención de la formación que lidera Antonio Baños en segunda vuelta, con uno de los diez diputados a favor, algo factible para la formación anticapitalista.

Otra cosa es iniciar un proceso hacia la independencia, teniendo en cuenta que no suma ni el 50% de los votos, algo que todos los expertos consideraban obligatorio para ponerlo en marcha. El President en funciones de la Generalitat ha asegurado que "ha ganado el sí, y también la democracia", insistiendo en que el Gobierno central no le había dejado otra salida que transformar unas elecciones autonómicas en una especie de plebiscito.

Para Mas se trata de una victoria, pero el bloque entre CiU y ERC consiguió 71 escaños en las elecciones de 2010. Ahora son 62, tras dejar una profunda división en Cataluña, con casi dos mitades, si se atiende a ese aire plebiscitario.

Enorme participación

La movilización en estas elecciones ha sido enorme. Se trata de los comicios autonómicos con mayor participación de la historia, con el 77,37%, por encima de las elecciones generales de 2004, que llegaron tras los atentados del 11M. Entonces en Cataluña votó el 75,9%, y en 2008, tras una enorme batalla en la negociación del Estatut, la participación fue del 71,19%. Todo eso ha quedado ahora superado.

Mas deberá saber cómo administra ahora esa victoria. Su socio, Oriol Junqueras, el presidente de ERC, ha asegurado, en su cuenta de twitter, que "el mandato" hacia la independencia es claro. Pero, ¿puede iniciar la hoja de ruta Junts pel Si, junto con la CUP?

El temor de los empresarios

Los empresarios temían en las dos últimas semanas que Mas no pudiera controlar la situación. Al margen de que una buena parte de ellos, la que representa Foment, esté en contra del proceso, el mayor temor es que Mas quedara atrapado por la CUP, o que se pudiera formar un gobierno de izquierdas alternativo.

El pésimo resultado de Catalunya si que es pot, con sólo 11 escaños, hace inviable del todo una supuesta operación, que en ningún momento se planteó de forma seria.

Mas puede seguir gobernando, otra cosa es el ritmo que le dé ahora al proceso soberanista, teniendo en cuenta que se entra, de nuevo, en una campaña electoral, las elecciones generales, que Mariano Rajoy quiere convocarlas para el 20 de diciembre.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad