Price admite que el fichaje de Triadú ha sido un fiasco

stop

 

31 de enero de 2011 (17:53 CET)

Lo desveló Economía Digital y lo confirman fuentes internas de PriceWaterhouseCoopers (PwC). El fichaje de Joaquim Triadú, ex consejero de Presidència de la Generalitat de Catalunya en el último Govern de Jordi Pujol, puede haber sido un fiasco estratégico. De hecho, el abogado salió del bufete Garrigues de forma poco amistosa. Allí, sus colegas le critican haber esgrimido la vuelta al poder de CiU para exigir unas condiciones profesionales inasumibles.

Xavier Brossa, el socio director de PwC, habría recibido en las últimas horas mensajes claros y diáfanos de CiU en los que le alertan de que la presencia de Triadú no será un elemento determinante para mejorar las relaciones del Govern con la consultora. Al contrario, en el Ejecutivo de la Generalitat predominan quienes en su día se enfrentaron a Triadú por el control del partido y de las principales áreas de poder de la Generalitat.

Algunos socios de PwC consideran que Brossa podría haberse equivocado en su estrategia de tender puentes hacia el nuevo gobierno con la intención de obtener más negocio o prebendas a través de Triadú. Mientras, en Garrigues sus principales socios se frotan las manos por la salida del letrado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad