Eduard Mendiluce, consejero delegado de Anticipa Real Estate y Aliseda Inmobiliaria

Aliseda y Anticipa anuncian una iniciativa para estimular el mercado de la vivienda

stop

Las inmobiliarias de Blackstone se comprometen a reembolsar un 10% del precio de la vivienda si el precio baja en los tres meses siguientes a la compra

Madrid, 07 de octubre de 2020 (21:28 CET)

Aliseda, la inmobiliaria dirigida por Eduard Mendiluce, ha anunciado que se compromete a reembolsar al comprador un 10% del valor de adquisición del inmueble si el precio de la vivienda cae más de un 10% en los tres meses siguientes a la compra y según el índice del Ministerio de Fomento.

El objetivo de esta medida, dicen desde la compañía propiedad de Blackstone, es estimular el mercado y mitigar una de las mayores incertidumbres que provoca la situación actual a cualquiera que quiera comprar una vivienda: la posibilidad de que los precios fluctúen a la baja.

En total la inmobiliaria aplicará esta medida a más de 5.000 viviendas repartidas por todo el territorio nacional. Casi la mitad están localizadas en Andalucía, y medio millar en la Costa del Sol. En Levante y Centro Aliseda ofrece este compromiso de reembolso parcial para un millar de viviendas en cada región.

También Hola Pisos, el portal de venta de activos inmobiliarios de Anticipa Real Estate (que también gestiona activos de Blackstone), se ha unido la campaña de Aliseda, lo que supone que casi 3.000 viviendas más se beneficiarán de esta medida. La mayor parte de la cartera de viviendas de Hola Pisos se localiza en Cataluña, Levante y Comunidad de Madrid.

Planes dirigidos a la adquisición de parcelas, oficinas y locales

Además de esta medida dirigida al mercado residencial, el que actualmente muestra más actividad, la inmobiliaria ha comunicado también planes dirigidos al segmento comercial, incluyendo oficinas, locales, naves y parcelas.

Entre otros, la inmobiliaria comercializa locales y oficinas con el compromiso de abonar parte del importe de la reforma que sea necesario acometer para acoger un negocio, reconvertir un local en vivienda o darle uso logístico.

También ha puesto en marcha iniciativas dirigidas a la adquisición de parcelas —con pago aplazado hasta finales de 2021— y de activos comerciales con el aplazamiento del 95% de su precio hasta un año después de la compra.

Con estas medidas la inmobiliaria quiere “contribuir a reactivar el sector y el país” tras la Covid-19, ha dicho Eduard Mendiluce.

La crisis del Covid-19 y el sector inmobiliario

Desde el inicio de la crisis sanitaria el sector inmobilario han puesto en marcha programas e iniciativas para sortear la incertidumbre de inquilinos y compradores, y para facilitar el acceso a la vivienda en el contexto actual.

Así, con el inicio del estado de alarma, muchas inmobiliarias y gestoras de pisos en alquiler aplicaron medidas de apoyo económico para los inquilinos, de forma anticipada y como complemento a los planes del Gobierno en materia de vivienda. Planes que representantes del sector consideran “acertadas”, pero para las que también piden “seguridad jurídica y transparencia”.

También el sector inmobiliario recurrió a la tecnología para continuar prestando servicio durante el estado de alarma y con el fin de mantener la actividad del sector mediante visitas virtuales guiadas a través del móvil, y habilitando la reserva online de pisos sin penalización y a la espera de una segunda visita presencial una vez terminando el confinamiento.

Hemeroteca

Blackstone
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad