Un camarero lleva su pedido a unos clientes a una de las terrazas del Puerto Olímpico de Barcelona / EFE

La burocracia de Colau pone en peligro a la hostelería en Barcelona

stop

Ada Colau permite ampliaciones temporales en las terrazas, pero el alud de demandas y la lentitud del gobierno municipal ponen en riesgo las solicitudes

Barcelona, 29 de mayo de 2020 (19:08 CET)

La burocracia en Barcelona pone en peligro a las terrazas y al negocio de la hostelería tras meses de parálisis y crisis por la pandemia de coronavirus. El primer día de la fase 1, el Gobierno de Ada Colau recibió un alud de 251 solicitudes para ampliar la capacidad de mesas en el exterior. 

El primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, y la concejal de Comercio, Montserrat Ballarín, dieron a conocer el dato para la rebaja de los alquileres a actividades comerciales que han tenido que paralizar su actividad durante el estado de alarma por Covid-19. 

¿El problema? Que Barcelona se ha dado un plazo de dos semanas para contestar a las solicitudes de los bares y restaurantes de la localidad. La situación es crítica en algunos de los establecimientos, puesto que muchos de ellos llevan cerrados desde que se impuso el estado de alarma el pasado 14 de marzo.

Algunas caras conocidas de la restauración, como la chef catalana Anna Parellada, han mostrado su indignación por Twitter tras los problemas que ha tenido para poner mesas en el exterior: "Hoy me siento exhausta, con ganas de enviarlo todo a la porra. Había montado una pequeña terraza con 4 mesas y a Guardia Urbana me la ha cerrado. Chin-pun". 

Reproches en el pleno

La oposición también ha aprovechado para cargar por la gestión Colau, pese a que este viernes se ha ratificado en el pleno municipal la decisión de permitir la ampliación de las terrazas y la rebaja de un 75% a las zonas exteriores que había impulsado el gobierno municipal durante el estado de alarma. 

Los distintos grupos lamentan que estas medidas lleguen tarde. El concejal de ERC, Jordi Castellana, ha lamentado que ahora se estén empezando a tramitar los permisos, así como la cantidad de bloqueos de las páginas web.

JxCat también ha atacado a la alcaldesa, puesto que Elsa Artadi. La portavoz posconvergente en el ayuntamiento ha destacado que solo un 20% de la restauración está abierta y lo ha atribuido a los "atrasos" en las medidas. La portavoz también se ha mostrado preocupada por el "cuello de botella" en las tramitaciones. 

El portavoz del PP, Josep Bou, ha lamentado que el Gobierno haya impuesto una reducción del 75% en lugar del 100%. El edil de Barcelona pel Canvi, Manuel Valls, ha criticado que algunos pongan "impedimentos" a la restauración y ha recordado que "las terrazas son una parte fundamental". 

 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad