Aguirre carga contra los directivos de Caja Madrid por las tarjetas opacas

stop

La presidenta del PP madrileño sale en defensa del gerente de su partido, Beltrán Gutiérrez, y asegura que devolverá todo el dinero

Esperanza Aguirre, ex presidenta de Madrid

05 de octubre de 2014 (14:28 CET)

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, no tiene dudas. La culpa del escándalo de las tarjetas opacas es de los directivos de Caja Madrid. Desde su punto de vista, los altos cargos de la entidad fueron quienes dieron instrucciones a los consejeros de qué hacer con las tarjetas.

Aguirre ha salido en defensa del gerente del PP de Madrid, Beltrán Guitérrez, que aparece en la lista negra de Caja Madrid. "Depositará todo el dinero", ha añadido la presidenta, quien además, ha asegurado que igual Gutiérrez "entendió mal o lo dijeron mal" el funcionamiento de las tarjetas. 

Gutiérrez se ha defendido asegurando que nunca ha tenido conciencia de haber hecho nada irregular y que creía seguir las instrucciones dadas por los directivos, ha explicado Aguirre en una entrevista en la Cadena Cope.

Una decisión de Botella 

Las palabras de Aguirre hacia Gutiérrez chocan con la decisión de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, de cesarlo de su cargo. Además, la propia Aguirre fue consejera de Caja Madrid cuando Jaime Terceiro era el presidente. Sin embargo, según la presidenta, "esas prácticas no existían".

"Hay que reclamar a quien ha puesto las tarjetas opacas, a quien hacía los apuntes a mano, a quien decía que eso que eran errores informáticos, no a las pesonas a las que se les ha dado instrucciones de como utilizar esas tarjetas y no tenían ni idea de que eso era algo irregular", ha añadido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad