Álvarez dice que en "unos días" tendrá pruebas del vínculo entre la herencia de Pujol y Banca Catalana

stop

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

La ex pareja de Jordi Pujol Ferrusola Victoria Álvarez (centro), en los pasillos del Parlament

en Barcelona, 10 de abril de 2015 (17:28 CET)

Victoria Álvarez ha entrado nerviosa en la comisión del fraude en el Parlament, según ella misma ha reconocido. Pero, poco a poco, fruto del acaloramiento del debate y de su inexperiencia política, la ex amante de Jordi Pujol Ferrusola ha ido soltando detalles, suposiciones y alguna afirmación que hacen temblar la clase política, empezando por la familia del ex presidente de la Generalitat. "En un par de días tendré pruebas que la fortuna de Pujol viene de Banca Catalana", ha asegurado.

Álvarez ha explicado que su exposición pública ha hecho que varias personas se le hayan acercado para aportar documentación. "Se está perdiendo el miedo", ha dicho ante los diputados de la comisión. Durante el interrogatorio, ha intentado ser prudente, pero las preguntas de los diputados han activado el ventilador contra el PP, PSC, los Pujol o la Oficina Antifraude, entre otros.

La conversación de La Camarga 

La empresaria estaba citada en la comisión para que diese explicaciones sobre la famosa grabación de La Camarga. Ella lo tiene claro: José Zaragoza (PSC) y Alicia Sánchez Camacho (PP) encargaron el espionaje, una versión contradictoria con la que la líder popular ha defendido. Es más, la ha acusado de mentir incluso en pequeños de la comparecencia anterior. "¿Qué no podía hablar conmigo porque no tenía mi contacto? Le he enviado whatsapps, pregúntenle a Jorge Moragas", ha asegurado. 

Álvarez también ha disparado contra su ex amante. Ha asegurado que vio a Pujol Ferrusola con 400.000 euros en metálico en un viaje desde Andorra a Madrid. Ha hablado también de su relación, de la que ha dicho que era complicada. Incluso ha asegurado que llegó a tener miedo. En este sentido, ha asegurado que Jordi Pujol padre conocía los negocios de su hijo: "Era él quien le llamaba al orden, no su madre".

Las declaraciones de Álvarez también han puesto en duda la labor de la Oficina Antifraude de Cataluña. "Acudir a ellos fue mi peor error", ha dicho. En su opinión, desde el organismo de fiscalización pública se filtró información a CiU

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad