Las diputada de la CUP Anna Gabriel veta a Santi Vila como consejero de la Generalitat. EFE

La CUP reclama la cabeza de Santi Vila como próximo trofeo

stop

La CUP, que ya echó a Artur Mas y Felip Puig, veta ahora a Santi Vila, uno de los consejeros más cercanos a Carles Puigdemont

Barcelona, 14 de agosto de 2017 (11:47 CET)

La CUP ha puesto la cruz a otro consejero de la Generalitat. La formación anticapitalista que apoya al gobierno independentista de Carles Puigdemont ya ha decidido qué dirigente del Pdecat, y actual consejero, no quiere que repita. Se trata de Santi Vila, uno de los más cercanos al presidente catalán. Ambos hombres fuertes del partido en la provincia de Girona, Puigdemont acudió a Vila cuando decidió prescindir del consejero de empresa, Jordi Baiget, por dudar del 1-O.

La diputada de la CUP Anna Gabriel ha vetado a Vila de cara al futuro gobierno de la Generalitat después del referéndum del 1-O. “No necesitamos un consejero como él, que es muy bueno para un país de ricos pero que no lo es para un país de gente pobre”, ha dicho en una entrevista a la Agència Catalana de Notícies (ACN).

Gabriel habla en el caso de que el referéndum se celebre y gane el sí, tras lo cual asume que Cataluña será un país pobre. Pero sus declaraciones también sirven si finalmente el 1-O no se celebra, o es un nuevo 9-N y el gobierno Puigdemont se dilata con el apoyo de los anticapitalistas. Vila ya tiene la cruz.

Anna Gabriel asegura que Santi Vila es un mal consejero “para un país pobre” como Cataluña

Si gana el sí, ha explicado Gabriel, Cataluña se situará en “una lógica de transición y rupturista”, en la que no ve a Santi Vila, consejero de empresa y conocimiento. En realidad, se trata de una reacción de la CUP a las críticas de Vila a los ataques de Arran contra el turismo.

Vila ha sido el consejero más duro con las actuaciones de Arran, lo cual tampoco es extraño teniendo en cuenta que el turismo es su competencia. La consejería de empresa se personó como acusación particular por el ataque a un bus turístico, y Vila no se esconde: lo tuiteó, con pantallazo a los documentos, y tiene el tuit fijado como tuit principal de su cuenta.

Según Anna Gabriel, la actitud de Vila ha sido “irada y criminalizadora”, y le ha reprochado que haga ostentación de la denuncia en las redes sociales. Tampoco le gusta que el consejero “presuma de defender la marca Barcelona para proteger los intereses turísticos”.

Gabriel y la CUP justifican la kale borroka turística

La diputada de la CUP sigue defendiendo las actuaciones de Arran, la organización juvenil vinculada al partido anticapitalista que recientemente ha protagonizado varios ataques contra el turismo: “Hay mucha gente que comparte el fondo y la forma. Hay mucha gente que no compra que poner adhesivos en coches de alquiler o pintar el cristal de un autobús no es violencia”.

No es la primera vez que la CUP dice qué consejero no quiere en la Generalitat. En realidad, echó al anterior presidente, Artur Mas: Gabriel es autora de la frase “hemos enviado a Mas a la papelera de la historia”. La formación vetó al expresidente y le obligó a retirarse para poder formar el actual gobierno. También vetó que Felip Puig fuera consejero, por su perfil duro con los anticapitalistas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad