Antoni Vives queda en libertad

stop

El ex teniente de alcalde de Barcelona, Antoni Vives, assegura que ''está tranquilo'' y niega haber contribuido a la financiación ilegal de Convergència

Economía Digital

Las obras del túnel de las Glorias se adjudicaron en 2015, en la etapa del alcalde Xavier Trias y del concejal Antoni Vives. En la imagen, este último cuando fue detenido en febrero pasado en la operación Pika. / EFE
Las obras del túnel de las Glorias se adjudicaron en 2015, en la etapa del alcalde Xavier Trias y del concejal Antoni Vives. En la imagen, este último cuando fue detenido en febrero pasado en la operación Pika. / EFE

Barcelona, 03 de febrero de 2017 (12:15 CET)

De los 18 detenidos en la operación Pika de este jueves, la tercera fase de la investigación sobre la supuesta financiación ilegal de Convergència (CDC), ocho han pasado la noche en la comisaría de la Guardia Civil de Terragona. Este viernes por la noche todos habían quedado en libertad: los empresarios Josep Maria Bassols, Sergio Lerma, Fèlix Pasquina y Xavier Tauler; así como Francesc Sánchez, el ex coordinador de régimen interno de CDC; Antoni Vives, ex teniente e alcalde de Barcelona; Xavier Viloca, ex tesorero de CDC y Josep Antoni Rosell, ex director general de la empresa pública Infraestructures.cat (la antigua GISA). Los cuatro últimos se negaron a declarar.

Entre los detenidos que han pasado la noche en comisaría destacan dos hombres de la máxima confianza de Artur Mas como son Francesc Sánchez y Antoni Vives. Sánchez fue el primero en abandonar las dependencias de la Guardia Civil.

El titular del juzgado de instrucción número uno de El Vendrell (Tarragona), que instruye el caso del 3%, decidirá sobre su situción y los cargos que se les imputan.

Los agentes realizaron un minucioso registro en el domicilio particular y en el despacho de Vives, que se prolongó durante todo el jueves. Al final, fue conducido a Tarragona para prestar declaración.

José Bassols posse el récord de ser el único que ha estado detenido en cada una de las tres operaciones policiales del caso del 3%. Es el delegado en Cataluña de Oproler, una constructora madrileña que figura en la relación de donantes de la fundación convergente Catdem. Es el esposo de Núria Bassols, la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que Mas fichó como comisionada de Transparencia del gobierno catalán.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad