Agentes de la Guardia Civil custodian los accesos a las puertas de embarque en el Aeropuerto de Barcelona-El Prat. | EFE

Así ha sido el complicado aterrizaje de la Guardia Civil en El Prat

stop

Los trabajadores denuncian “presiones” de los agentes mientras UGT y PSOE cargan contra el Gobierno

Barcelona, 14 de agosto de 2017 (18:38 CET)

Este lunes ha arrancado la huelga indefinida de los trabajadores de Eulen en los filtros de seguridad del Aeropuerto de Barcelona-El Prat. Una jornada que se presuponía conflictiva se ha saldado sin colas mayores a 20 minutos gracias a la intervención de la Guardia Civil en los controles. La convivencia no ha sido sencilla y el comité de huelga ha denunciado “presiones” de los agentes ante Inspección Laboral.

A diferencia de lo ocurrido hasta el momento, los miembros del cuerpo se han implicado directamente en la gestión de los arcos y la revisión de los equipajes. La presencia de los efectivos y los servicios mínimos dictados por la Delegación del Gobierno –del 90%-- ha propiciado un día tranquilo en la instalación catalana.

Sólo alrededor de las 16:00 horas ha habido un repunto de las colas en un momento en que sólo estaban operativos cinco de los diez filtros de control de la terminal 1. Han remitido cuando se han vuelto a abrir más puestos de control.

No obstante, la cruz ha llegado para la plantilla de la subcontrata Eulen. El portavoz del comité, Juan Carlos Giménez, ha presentado una denuncia ante Inspección Laboral por las presiones recibidas el domingo por una trabajadora cuando la plantilla realizaba paros parciales. El asesor de los huelguistas ha lamentado que la empleada sufrió “una crisis de ansiedad ante la presión” de la Guardia Civil y la empresa le negó la posibilidad de ser atendida por un médico.

UGT: "se está violando completamente el derecho de huelga"

También se ha mostrado crítico con la decisión del Gobierno de enviar a la Guardia Civil el secretario general de la UGT, Sergio Picallo. “Se está violando completamente el derecho de huelga porque no se puede considerar normal que el cuerpo esté sustituyendo a trabajadores que están ejerciendo su derecho a protestar”, ha alertado.

El líder sindical ha añadido en declaraciones a la Cadena Ser su disconformidad con el arbitraje obligatorio convocado. Este recurso amparado desde 1977 por la ley se utiliza para “abordar la reanudación de la actividad laboral” en huelgas que suponen “un perjuicio grave para la economía nacional”. “Imponer un laudo es eludir la responsabilidad de negociación que tiene el Gobierno e imponer condiciones que a ninguna de las partes le resultará satisfactoria”, ha lamentado.

También ha criticado el uso de la Guardia Civil el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos. “No deja de ser una forma de esquirolaje”, ha avisado. Un conflicto al que se ha llegado “porque el ejecutivo en ningún momento ha contemplado las consecuencias nefastas de su política laboral”, ha asegurado.

Una empresa pública haciendo de privada

Así, ha aprovechado para cargar contra un servicio público que se ha privatizado como es el de la seguridad en los arcos. Una situación que ya ha denunciado Cerodosbé en sucesivas ocasiones y que delata el funcionamiento de Aena: una empresa pública que funciona con fines privados, reportando miles de millones en dividendos a sus accionistas mientras devalúa sus servicios.

La presencia de agentes armados de los Mossos d'Esquadra también ha sido visible en el vestíbulo de la terminal 1, en la zona pública, donde este cuerpo tiene competencias.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad