Fèlix Riera, Màrius Carol y Lluís Bassets durante la presentación de Lecciones españolas./ED

Bassets: “Los independentistas han anulado la nación catalana”

stop

Bassets analiza con Màrius Carol el proceso soberanista en la presentación de Lecciones españolas y dice que se ha anulado una nación catalana que dialogue

Manel Manchón

Economía Digital

Fèlix Riera, Màrius Carol y Lluís Bassets durante la presentación de Lecciones españolas./ED

Barcelona, 09 de mayo de 2017 (07:55 CET)

Lecciones españolas. Es el libro del periodista Lluís Bassets (ED Libros), en el que analiza el proceso soberanista y busca una salida, con un tono optimista, al considerar, que, al final del camino, se abre una oportunidad para repartir el poder en España. Pero su crítica al proceso soberanista, a sus principales protagonistas es dura y ácida. Hasta el punto de considerar que “los independentistas han anulado la idea de nación catalana, no hay nación, porque la nación ‘procesista’ no quiere dialogar con nadie, y si se quiere una nación se debe hablar, dialogar y aceptar a quien no comparte lo que tu defiendes”.

Bassets señala, así, el principal problema de los actores del proceso soberanista. Lo hizo este lunes en un diálogo con el director de La Vanguardia, Màrius Carol, quien recordó que Ulises “llegó solo a Ítaca y se supone que no queremos llegar así, como una tragedia”, en alusión al proyecto soberanista.

Carol y Bassets apuestan por una tercera vía en la presentación de Lecciones españolas

Se trató de un diálogo, junto al director editorial de ED Libros, Fèlix Riera, que contó con la complicidad de los numerosos asistentes a la librería +Bernat. Entre ellos estaba Miquel Iceta, Pere Navarro, Mario Romeo, Valentí Puig, Xavier Roig, Enric Company, Andreu Missé o Pere Ríos. En todo momento se jugó con la idea de una tercera vía, de la que, según Carol, ahora no se habla, pero que “acabará siendo el camino que se tome”.

En Lecciones españolas, Lluís Bassets es especialmente duro con Artur Mas. Màrius Carol le pidió por esa circunstancia, aunque sin ánimo de restarle responsabilidades al expresidente de la Generalitat, pero sí para analizar con más atención el perfil psicológico de Mas. Para Bassets, director de El País Catalunya, el problema de Mas es que “aunque ha tenido olfato político –cuando vio que el movimiento del 15M se podía aprovechar en Cataluña si se trufaba con el soberanismo—“siempre que ha tenido la oportunidad de rectificar sus errores, ha acabado equivocándose más”.

Bassets recuerda que Mas ha persistido en el error una y otra vez

Para Bassets, Mas leyó mal la Diada de 2012, y se equivocó con la convocatoria electoral, con el objeto de lograr una mayoría absoluta, y erró de nuevo cuando siguió adelante con el proceso soberanista, de la mano de ERC, y volvió a no acertar, y en esa ocasión de forma más grave cuando decidió unir su suerte a la de la CUP, tras las elecciones de septiembre de 2015, tomando la decisión de “dar un paso al lado, que significa un paso atrás”.

Bassets señala que en búsqueda de la independencia se ha perdido la intendencia

Pero, ¿cómo acabará esto?, le pedía Màrius Carol. Y aquí las apuestas se multiplican. Bassets, sin embargo, consideró que el proceso soberanista, pese a los juegos sobre el referéndum o la posible declaración unilateral de independencia, “acabará bien, con unas elecciones y una recomposición política”.

En cualquier caso, tanto Bassets como Carol insistieron en que el Gobierno central deberá tomar decisiones e iniciar un diálogo real, “no el que ha intentado, que en realidad nunca comenzó”, según el autor de Lecciones españolas.

Otra de las cuestiones que también abordaron fue la posible colaboración de los diputados soberanistas en el Congreso. Tras la experiencia del PNV, que ha logrado pactar los presupuestos de 2017 con el Gobierno, Bassets fue contundente: “En búsqueda de la independencia se ha perdido la intendencia”, en referencia a la falta de influencia de partidos como el Pdecat, que, con ocho diputados en el Congreso, se ha autodescartado para negociar en Madrid.

“Ni un bocado para echarse a la boca”, señaló Bassets, mientras Carol suscribía la afirmación con la idea de que “mientras no llega la independencia, se puede negociar y llegar a acuerdos”.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad